Suspendieron a una mujer policía acusada de encubrir a una banda delictiva

La Jefatura de Policía de Río Negro suspendió y puso en situación de disponibilidad a la subinspectora que fue detenida tras el allanamiento de su casa, por un posible vinculo con una banda delictiva que operaba en la región y que en agosto del año pasado asaltó una joyería y se hizo con un botín de 500 mil pesos.

Tras las pistas que siguió la Brigada de Investigaciones de Cipolletti pudieron detener ayer a la mujer policía que presuntamente habría omitido denunciar a un hombre acusado del robo a la joyería Scorpio, con quien mantendría una relación sentimental, según informaron hoy desde la Justicia.

Tras “su detención y la imputación por encubrimiento, la mujer policía fue separada de sus funciones en forma inmediata, iniciándosele las causas administrativas correspondientes en forma paralela a la causa judicial”, explicaron desde la fuerza.

La detención, según precisaron, ocurrió luego de más de diez meses de investigación que efectuó la misma Policía, luego del robo en la joyería cipoleña, con un trabajo que fue encomendado a la Brigada de Investigaciones de esa ciudad.

Ver más: Video: La subinspectora suspendida había firmado una publicidad para la Policía

Además, la Policía aseguró contar con elementos que dan cuenta del “supuesto vínculo de esta efectivo policial con los delincuentes” y que a razón de esto pidieron al fiscal Martín Pezzetta, que está a cargo de la causa, “las autorizaciones correspondientes para continuar con las pesquisas y realizar los allanamientos necesarios”, explicaron mediante un comunicado.

Esto puso de manifiesto “la objetividad del personal de la Policía de Río Negro que realizó la investigación”, ya que el fiscal “encomendó a la propia fuerza policial los distintos operativos”, y esto, según la fuerza policial “refleja la confianza de la Justicia en la labor policial rionegrina, ya que de no ser así podría haber pedido la intervención de otras fuerzas de seguridad”, alegaron.

También se realizaron allanamientos en la Comisaría 31 de Roca, adonde la mujer prestaba funciones, y en su vivienda, adonde pudieron secuestrar “distintos elementos de prueba”.

El Jefe de la Policía de Río Negro, el comisario general Daniel Jara destacó que “no hay lugar en nuestra fuerza para quienes se manejen al margen de la ley. Una vez más nuestra Policía ha dado muestras cabales de su compromiso para con la sociedad y la justicia, y más aún cuando estaría involucrada gente que no respeta el uniforme y el sentir policial”, criticó a la subinspectora.

“Seremos inflexibles a la hora de aplicar toda la rigurosidad que corresponde para que no haya lugar para los malos ejemplos dentro de nuestra fuerza, que día a día demuestra su compromiso y lealtad al uniforme y no tiene por qué verse manchados por actitudes como las que hoy nos ocupan”, enfatizó.

Comentarios