Muerte en la Comisaría 3: todos los policías absueltos

Finalmente no hubo condenados por la muerte de Matías Molina, el joven de 17 años que apareció muerto en la comisaría Tercera de Roca, hace casi 10 años.

El viernes la justicia absolvió a Héctor Fernández, quien era oficial de servicio al momento del hecho, y Hugo Paillalef, cuartelero, quienes estaban acusados de homicidio culposo.

El fiscal Miguel Fernández Jahde, quien no había acusado a Roberto García, jefe de la Comisaría Tercera al momento del hecho y Luis Neguimán, subjefe de la unidad, la semana pasada había solicitado que se declare penalmente responsable del delito de homicidio culposo a Héctor Fernández, quien era oficial de servicio al momento del hecho, y Hugo Paillalef, cuartelero.

Los abogados de los Policías Oscar Pineda y Pablo Iribarren, por Fernández; y el defensor oficial Miguel Salomón por Paillalef, habían solicitado las absoluciones de sus defendidos.

Finalmente los jueces César Gutiérrez Elcaras, Maximiliano Camarda y Gustavo Quelín, resolvieron absolver a ambos acusados.

Matías Molina (17 años) fue llevado a la comisaría Tercera el 31 de octubre de 2008, cerca de las 16. Estaba en el predio de un hipermercado, al parecer por provocando desórdenes.

Fue trasladado a la antigua Comisaría Tercera y quedó alojado en soledad en un calabozo. El médico policial fue convocado en tres oportunidades y cuando se hizo presente para que examinarlo, alrededor de las 21, el cuartelero lo encontró ahorcado con su propia camisa en una reja del calabozo.

Ver nota relacionada: Habló el papá de Matías Molina: “a mi hijo lo colgaron a 3,40 metros de altura”

Comentarios