La madre de Micaela pidió la destitución del juez Chirinos en el juicio

Mónica Cid declaró como testigo en el juicio político y pidió la destitución del magistrado a quien consideró “un eslabón” en el crimen de su hija.

La madre de Micaela Ortega, la niña asesinada en Bahía Blanca por Jonathan Luna, declaró hoy como testigo en el juicio político contra el juez Juan Pablo Chirinos de Roca, por mal desempeño en sus funciones al liberar al que fue el asesino de su hija.

La mujer reiteró su pedido de destitución del magistrado porque consideró que Chirinos se tendría que haber dado cuenta que “Luna no era un ladrón sino un violador”.

Contó que tuvo una entrevista personal con Chirinos en la que le reclamó por Luna y que el magistrado le aseguró que si había un responsable, estaba en la cárcel de Roca”.

Cid llegó desde Bahía Blanca a Roca para presenciar el inicio del juicio contra el juez de Ejecución Juan Pablo Chirinos por otorgar una salida transitoria a Jonathan Luna quien se fugó y luego atacó a la niña de 12 años en un caso de gromming que terminó en femicidio.

“Estoy pidiendo la destitución de este juez que fue un eslabón muy para que Luna mate a mi hija”, declaró Mónica esta mañana mientras pegaba carteles frente a los tribunales de Roca en reclamo de Justicia.

“Una vez que termine este juicio vamos a poder cerrar una etapa. Luna fue condenado a perpetua y está cumpliendo su condena en Sierra Chica”, agregó.

Ver nota relacionada: El juez Chirinos “está salpicado con la sangre de mi hija y tiene que pagarlo”

Comentarios