Gigli y Norry: se viene otro superlunes judicial en Roca

Dos casos que generan mucha expectativa tendrán audiencias simultáneas (desde las 16) que pueden marcar el futuro de ambos. El Tano, ya declarado culpable de homicidio, puede saber cuántos años estará preso; y el joven deberá presentarse para que su causa avance hacia el juicio.

Se define la pena por el crimen de Guillermo Martínez
Ya declarado culpable del crimen de su amigo Guillermo Martínez, Octavio Gigli está a la espera de que se defina la pena en su contra, que será entre 8 y 25 años de cárcel porque fue condenado por homicidio simple.

En esta audiencia tanto su defensora Patricia Espeche, como el fiscal Luciano Garrido y los querellantes Darío Sujonitzky y Juan Alberdi, expondrán sus argumentos para que los jueces Verónica Rodríguez, Oscar Gatti y Fernando Sánchez Freytes definan la pena que le corresponde al empresario roquense.

Una vez que se formalicen las argumentaciones, los magistrados tienen la facultad de emitir su veredicto en ese mismo momento o tomarse hasta tres días para hacerlo. Gigli fue declarado culpable del crimen de su amigo Guillermo Martínez, asesinado de siete puñaladas. Para los jueces la teoría del fiscal quedó acreditada por las pruebas que se presentaron en el juicio, en contraposición de la defensa, que no logró convencer a los magistrados de ninguno de sus argumentos.

Según el fallo, Gigli se reunió con Martínez en su vivienda la noche del 31 de agosto de 2015, lo atacó con un cuchillo por la espalda cuando su amigo estaba por tomar un café, subió a su habitación, se cambió y luego se fugó hacia Buenos Aires y posteriormente a Brasil. Las partes argumentarán qué cantidad de años solicitarán para el Tano. El rango de pena para homicidio simple es de 8 a 25 años.

Control de acusación por la denuncia de violencia de género

Después de que se le negara el pedido de “paralización” de la causa en su contra, el lunes Francisco Norry deberá presentarse en la Justicia para realizarse una pericia psicológica y luego afrontar la audiencia de control de acusación, paso previo al juicio.

La presencia de Norry, autointernado en una clínica de rehabilitación contra las drogas, fue reclamada por la fiscal Norma Reyes y el abogado querellante Marcelo Hertzriken Velasco varias veces. La única vez que pasó por Tribunales fue en noviembre del año pasado, cuando se le formularon cargos en el inicio de la causa. El joven de 29 años está imputado por los delitos de “lesiones leves agravadas por la relación de pareja y por haber sido perpetradas contra una mujer en el marco de violencia de género en concurso real”.

Además, se le suma el delito de privación ilegítima de la libertad y finalmente el de amenazas simples contra dos víctimas, su exnovia y su hijo. Carolina Bustelo, la joven que era su pareja, denunció que Norry la agredió en el trayecto de una cervecería hacia su casa, que continuó golpeándola dentro de la vivienda y que cuando logró zafarse y escapar el joven la amenazó de muerte a ella y a su hijo.

Hace unas semanas el abogado del muchacho pidió que el proceso se paralice, hasta que avance su tratamiento de desintoxicación; para la Justicia ello no le impide a Norry presentarse para continuar con la causa. La única vez que Norry pasó por Tribunales fue en noviembre del año pasado. Luego se autointernó en una clínica de rehabilitación contra las drogas.

Comentarios