Francisco Norry se encamina a un nuevo juicio en noviembre

Tras la confirmación de la querella como parte del proceso, la Oficial Judicial informó que el 30 de noviembre comenzará de cero el juicio a Francisco Norry, acusado de violencia de género.

El juez Daniel Tobares revocó la decisión de la jueza Laura Pérez del pasado 28 de septiembre de apartar la querella del proceso y de iniciar un juicio abreviado por haber llegado tarde a la primera audiencia.

“En nuestra actual normativa no prevé artículo alguno que disponga cuál debe ser el tiempo de espera a las partes para dar por caído su derecho a intervenir en el proceso judicial. Por eso en cada caso, deben tenerse en cuenta las circunstancias particulares y concretas en que se produjo la tardanza y será conforme a criterio”, consideró Tobares.

Tras escuchar las explicaciones de la parte querellante, integrada por Carolina Bustelo y representada por Marcelo Hertzriken Velasco, señaló que “han sido corroboradas en lo esencial por la Fiscalía sobretodo en lo relacionado a que existió una llamada telefónica mediante la cual la parte querellante y su asistida comunicaron la demora”.

En medio de una gran expectativa, se vivió la audiencia en la ciudad judicial de Roca el martes pasado, con la palabra del abogado Hertzriken Velasco. Su defendida Carolina Bustelo estaba presente en la sala. Velasco citó los argumentos de su pedido de anulación de la audiencia anterior, en la que la jueza Laura Pérez ordenó el apartamiento.

Esos argumentos habían sido desarrollados en un escrito con 25 puntos, que desde la querella habían dado a conocer días atrás y en el que la víctima se expresó sobre el asunto: “Nunca fui oída, ni antes, ni durante la audiencia se me permitió dar explicación alguna, respecto a haber concurrido minutos más tarde al inicio de la misma”, señaló Bustelo.

La joven había manifestado también que no hay una firma suya, ni de su letrado en alguna notificación sobre el horario de la audiencia de debate. También remarcó que Norry frustró varias audiencias. “Hemos estado esperando por horas y meses sus llegadas, después de lo pactado”.

“La jueza nos ha perjudicado y un juicio abreviado significa un beneficio para la defensa”, se había posicionado el querellante Velasco en ese documento.

El acusado Francisco Norry no se presentó en la última audiencia; en el lugar lo hizo su abogado. El joven se encuentra hace varios meses en la ciudad de La Plata, provincia de Buenos Aires; realizando un tratamiento en un centro de rehabilitación de drogas.

A la audiencia concurrieron representantes de organizaciones feministas que denunciaron, entre otras cosas, que no hubo “celeridad en la tramitación de la causa” y que “se pretende excluir a la víctima del proceso, para que este se pueda cerrar con una probation, evitando llegar al juicio”.

Cabe recordar que Norry está acusado de “lesiones leves agravadas por la relación de pareja».

Comentarios