El bebé herido de bala, sigue internado y tiene fractura de cráneo

El bebé de 4 meses que la noche del viernes recibió un perdigón de una escopeta, continúa internado y si bien originalmente se había informado que estaba fuera de peligro, su estado empeoró en las últimas horas. Tiene una pequeña que fractura de cránero y pérdida de líquido cefalorraquídeo (LCR). Por el hecho, los hermanos Matías y Hugo Cano, están detenidos. El juez Maximiliano Camarda les dictó dos meses de prisión preventiva.

Los hermanos Matías y Hugo Cano acusados de tentativa de homicidio por disparar a un bebe.

Según informaron fuentes cercanas al caso, el bebé permanece internado en un centro asistencial privado, y hay preocupación entre los familiares porque su estado fue empeorando con el correr de las horas. Tras ser atendido, ahora se aguarda su evolución en los próximos días.

 

El sábado a la tarde le formularon cargos a los hermanos Cano, acusados de intento de homicidio agravado por el uso de arma de fuego. Les atribuyen haber disparado, el viernes cerca de las 23,  con una escopeta contra una mujer y su bebé de cuatro meses, quienes salvaron sus vidas de milagro: al niño un perdigón le entró y salió de la cabeza sin afectar el cerebro. Todos empezó con una pelea a través de las redes sociales.

El sábado a la tarde el juez Maximiliano Camarda dirigió la audiencia de formulación de cargos en la que el fiscal Luciano Garrido presentó una serie de pruebas para respaldar su teoría de que los hermanos Hugo y Matías Cano, son sospechosos de que haber concretado el ataque con una escopeta, contra una mujer de 24 años y su bebé de cuatro meses, que debieron ser hospitalizados y ya están fuera de peligro.

En este Ford Ka iba la mujer baleada.

Los acusados, asistidos por el defensor oficial Luis Carreras, se despegaron del hecho, aunque reconocieron un enfrentamiento previo en el centro de Roca, la noche del viernes.

El incidente tuvo su origen en una pelea entre dos mujeres a través de la red social Facebook, que luego se trasladó hasta las afueras de un local de comida rápida.

Allí hubo una nueva discusión, de la que también participaron el esposo de la mujer agredida, Ronald Ramos, y los hermanos Cano.

Tras una discusión, la escena se trasladó a Montevideo entre Santa Cruz y Santiago del Estero.

Según el fiscal Luciano Garrido, la mujer iba manejando un Ford Ka junto a su bebé de 4 meses y la acompañaba su esposo y dos hijos más.

“De repente se les cruzó una moto en la que iban los hermanos; Matías se bajó y realizó un disparo con una escopeta, que ingresó por el vidrio del conductor y los proyectiles terminaron salieron por el vidrio de atrás del acompañante. La mujer y el bebé resultaron heridos por el disparo y la salpicadura de los vidrios. Ella tiene una herida anfractuosa de 12 cm de diámetro en el hombro que también afectó su cuello del lado izquierdo. Mientras que el bebé tiene un orificio de entrada y salida en el parietal izquierdo, y por ahora no evidencia lesiones en el cerebro. Los hermanos luego se dieron a la fuga en la moto”.

El juez Camarda les impuso, como medida cautelar, dos meses de prisión preventiva a los hermanos Cano.

Según los hermanos Cano, que el sábado declararon, ellos fueron víctimas de Ramos, quien disparó primero contra Matías, y luego el mismo joven de 21 años, forcejeó con su supuesto agresor, quien había sacado una escopeta, en medio de esa disputa, se escapó el disparo.

Comentarios