“El arrepentimiento de De Piano fue forzado”

El próximo lunes 9 de abril se conocerá la sentencia del caso De Piano, y si bien Claudio Canales está conforme con el pedido de pena para el hombre que atropelló a su esposa, Claudia Segura, no sintió que el pedido de disculpas del acusado en la última audiencia haya sido genuino.
“En el final se le notó un cambio, como dijo la psicóloga. Después de un tiempo encerrado, más vale que va a tener tiempo para reflexionar. Sin alcohol y sin drogas, más vale que va a cambiar. Si yo me hubiese mandado una cagada así y me dejan encerrado, más vale que voy a pedir perdón y voy a decir que estoy arrepentido, pero creo que fue forzado, para tratar de que le bajen la pena porque él no quiere ni a su familia, menos se va a preocupar por nosotros. Este tipo de personas, que le sacó todo a sus hermanos cuando murió su padre, no cambia de un día para el otro”, comenzó Canales.
El esposo de la víctima dijo estar “conforme” con los pedidos de pena (10 años de cárcel solicitó la querella, mientras que la fiscalía 8 años y 6 meses de prisión), aunque cree que “seguramente le van a dar menos años. El pedido de pena es coherente con lo que venimos denunciando en el caso, espero que no le cambien la carátula. Mi idea era pedir más años, pero es una opinión personal.Por mi, que no salga nunca más, pero hay que respetar lo que diga la ley”, agregó el hombre.

Presente familiar dramático

Desde la muerte de su esposa, la vida de la familia pasó a ser dramática. Es que a los problemas económicos que debe afrontar el hombre para solventar los gastos de la familia (trabaja en un galpón, no cobra desde enero y su futuro laboral es muy incierto), también tuvieron que sobrellevar el intento de suicidio de su hijo mayor, angustiado por la pérdida de su madre.
“Es desesperante, recién hace dos semanas vino una asistente social, pero nos dejaron abandonados. Mis hijos están sufriendo mucho, sobre todo el mayor y yo no cobro desde enero. No se si voy a seguir trabajando. Necesito un trabajo más estable para mantener mi familia. Regalaré todos los años trabajados, pero así no puedo seguir. No quiero que regale nada, quiero trabajar”, remarcó.

La sentencia dependerá de la calificación legal

Los jueces Alejandro Pellizón, Emilio Stadler y Daniel Tobares tienen por delante la responsabilidad de decidir qué calificación legal le dan al caso, y de ello dependerá una eventual condena para Oscar De Piano.
El fiscal Andrés Nelli pidió una condena a 8 años y 6 meses de prisión para el hombre que conduciendo alcoholizado y a toda velocidad por la avenida Viterbori atropelló y mató a Claudia Segura, quien circulaba en moto, y luego intentó huir.
La querella, con el abogado Marcelo Hertzriken Velasco en representación de la familia de la víctima, reclamó 10 años de prisión y una reparación económica para la familia de la víctima.
En tanto que los abogados defensores Oscar Pineda y Pablo Iribarren pidieron la pena mínima posible por homicidio culposo y de ejecución condicional.
El fiscal, entendió como un elemento agravante, “el daño moral, el intento de fuga, la falta de empatía con la fallecida y el hecho de que no se preocupara por llamar a una ambulancia”.
De todas maneras destacó como valorable el cambio “positivo” en la personalidad del imputado, quien antes del hecho tenía una personalidad avasallante y luego de la crisis posterior al incidente, logró generar una mayor empatía en el dolor.

Comentarios