Dos policías podrían ir a prisión por la muerte de Matías en la Comisaría 3°

Sólo dos de los cuatro policías que habían llegado a juicio por la muerte del adolescente Matías Molina en la comisaría Tercera de Roca fueron acusados y podrían ser condenados.

En los alegatos el fiscal Miguel Fernández Jahde solicitó que se declare penalmente responsable del delito de homicidio culposo a Héctor Fernández, quien era oficial de guardia al momento del hecho, y Hugo Paillalef, cuartelero.

Precisamente sobre Paillalef el fiscal mencionó que “él tuvo trato directo con el detenido, y comentó aquí en su declaración que el chico había dicho que su padre era Jesús y su madre la virgen María, y que había nacido ese mismo día. Es decir que el empleado policial había notado el estado anormal del detenido”.

Ver más: Juicio por Matías Molina: declararon el médico y otros tres testigos

Dijo además que Fernández “se entera que el joven estaba detenido y que decía incoherencias. Por ello voy a solicitar la declaración de responsabilidad penal de Paillalef como de Fernández por el ‘homicidio culposo’ de Matías Molina, ya que ambos observaron que se trataba de una persona que no estaba en sus cabales y por ella razón no tenía que ser ingresada a la Comisaría» dijo el fiscal.

«Ahí está el obrar irresponsable de estos empleados, donde no hubo una posición de garante”, agregó Fernández Jahde. Y concluyó que “no se puede negar el nexo causal del resultado muerte con la actitud que asumieron ellos dos”.

En el caso de Roberto García, jefe de la Comisaría Tercera al momento del hecho y Luis Neguimán, subjefe de la unidad, la fiscalía finalmente no acusó. El querellante, Ivan Radeland, que representó a la familia de la víctima, adhirió a los planteos de la fiscalía.

Los abogados de Fernández, Oscar Pineda y Pablo Iribarren; y Paillalef, el defensor oficial Miguel Salomón, solicitaron las absoluciones de sus defendidos.

Ahora habrá que esperar el fallo de los jueces César Gutiérrez Elcaras, Maximiliano Camarda y Gustavo Quelín. En caso de que se los declare culpable, luego habrá que realizar otra audiencia para determinar el monto de la pena.

Matías Molina (17 años) fue llevado a la comisaría Tercera el 31 de octubre de 2008, cerca de las 16. Estaba en el predio de un hipermercado, al parecer por provocando desórdenes.

Fue trasladado a la antigua Comisaría Tercera y quedó alojado en soledad en un calabozo. El médico policial fue convocado en tres oportunidades y cuando se hizo presente para que examinarlo, alrededor de las 21, el cuartelero lo encontró ahorcado con su propia camisa en una reja del calabozo.

A lo largo del juicio declararon como testigos los padres de Matías, para quienes los policías tuvieron una responsabilidad mayor en la muerte del adolescente.

  • 17 años tenía Matías Molina cuando fue hallado muerto en un calabozo de la comisaría Tercera.
  • 4 policías son los que llegaron a juicio por este caso, pero sólo pidieron condena para la mitad.

Ver nota relacionada: Habló el papá de Matías Molina: “a mi hijo lo colgaron a 3,40 metros de altura”

Comentarios