Crimen en barrio Nuevo: dictaron prisión preventiva para los tres sospechosos

El fiscal Luciano Garrido formuló cargos contra los tres acusados del asesinato de Edgardo Daniel Canales, un vecino de barrio Nuevo, quien falleció producto de varias puñaladas el sábado a la madrugada en calle San Juan al 4000.

Se trata de un hombre de 25 años y dos mujeres, una de 47 años y otra de 32 a quienes se los imputó por «homicidio en riña», según la calificación legal propuesta por el fiscal.

El juez de Garantías, Maximiliano Camarda, resolvió -en esa audiencia- otorgar la prisión preventiva por tres meses para los tres imputados y dio por formulados los cargos.

Garrido había solicitado la medida cautelar, alegando riesgos procesales como el entorpecimiento del accionar de la justicia, y al hombre, se le sumó el peligro de fuga. Según el representante de Fiscalía, el supuesto material del hecho está confirmado y «hay elementos suficientes» para ubicar a los tres como autores del hecho.

Ver más: Crimen en barrio Nuevo: ingresó al hospital con el cuchillo clavado en el pecho

«La víctima sufrió un corte en su mano derecha con un elemento filoso y dos puñaladas en el lateral izquierdo del tórax, con un cuchillo de 12 centímetros de longitud. Dichas heridas provocaron su muerte”, describió el fiscal en la audiencia.

En la certificación de defunción, realizada por el Cuerpo de Investigación Forense de Roca, se indica que hay una lesión defensiva en la mano y que las otras dos heridas son profundas.

Desde el Ministerio Público Fiscal, explicaron que ya contaban (a menos de 48 horas del hecho) con el acta de procedimiento policial, el acta del allanamiento realizado, declaraciones testimoniales, el informe de la autopsia y la certificación de defunción; como parte del sustento probatorio.

La defensora pública penal, Flavia Rojas, no presentó objeción formal respecto de la acusación contra sus defendidos, quienes optaron por no hacer declaraciones en esa audiencia. En tanto, la letrada sí se negó al otorgamiento de la medida cautelar porque «no hay ni entorpecimiento ni peligro de fuga», según manifestó. Solicitó, en cambio, prisión domiciliaria para las dos mujeres ya que ambas tienen a su cargo hijos menores, pero el juez no hizo lugar a su pedido.

Comentarios