Chofer abusó de una pasajera discapacitada y ahora Ko Ko deberá pagar 1 millón pesos

Una jueza civil condenó al chofer Néstor Saracho y a la empresa Ko Ko a pagar una indemnización de 1 millón de pesos, luego de que el empleado abusó sexualmente de una mujer discapacitada, quien había abordado una unidad en el año 2013, para internarse en el hospital de Allen.

Por el ataque, el sujeto fue condenado a 6 años de prisión y si bien logró fugarse al momento de la sentencia, el año pasado fue recapturado y ya se encuentra tras las rejas.

El hecho ocurrió el 27 de junio de 2013 cuando la mujer abordó en Roca una unidad de la empresa Ko Ko para internarse en la ciudad de Allen, por una patología psiquiátrica.

Cerca de la 1 de la madrugada y aprovechando que solo circulaba ella en la unidad, Saracho obligó a la pasajera a practicarle sexo oral. Luego, detuvo la marcha de la unidad a la vera de la ruta y continuó con el ataque sexual contra la mujer de unos 40 años.

Finalmente un tribunal del fuero penal lo condenó por el delito de abuso sexual con acceso carnal (artículos 45 y 119 del Código Penal), según indicaba la sentencia.

Responsables

Con estos elementos y la sentencia confirmada por el Superior Tribunal de Justicia, el abogado de la víctima Juan Alberdi, presentó la demanda civil no sólo contra Saracho sino también contra la empresa para la cual prestaba servicios.

En su fallo, la Jueza Civil Verónica Hernández, consideró que «de la causa penal surge claramente que el hecho ocurrió en ocasión de encontrarse el Sr. Saracho prestando servicio para la empresa demandada, actuando como chofer de la empresa, trabajando como tal y en ocasión de estar realizando un viaje a la ciudad de Allen. Por lo que acreditada tal circunstancia resulta responsable la empresa demandada por el hecho de su dependiente».

Para la magistrada, se encuentra confirmado el ilícito que afectó directamente la dignidad humana y la esfera más íntima de la mujer.

Sin ningún margen de duda puedo advertir la configuración del daño

Verónica Hernández, Jueza Civil

A partir de los informes que detallan las consecuencias del abuso, la magistrada decidió imponer una indemnización de 1 millón de pesos a la empresa Ko ko y al exchofer de la firma quien ya se encuentra en prisión.

Al ser consultado sobre la sentencia, Alberdi señaló que la medida recayó sobre Saracho y la empresa; y que solidariamente Ko Ko deberá asumir el pago total de la suma si se confirma que el exempleado resulta ser insolvente para asumir ese costo económico.

Comentarios