Caso Solano: se viene la sentencia tras la feria judicial

El 1 de agosto se retoma la actividad judicial con la resolución de este caso trascendente. Ese día se leerá el fallo del caso Solano.

El miércoles 1 de agosto los jueces María Evelina García Balduini, Oscar Gatti y Gastón Martín darán a conocer el fallo contra los 7 policías por la desaparición y muerte del trabajador salteño Daniel Solano.

La fiscalía y la querella solicitaron prisión perpetua para los imputados, mientras que sus defensas reclamaron sus absoluciones. Para ese día, como ocurrió en los alegatos, se espera una gran cantidad de público asistiendo a la última audiencia, en el auditorio del Poder Judicial.

En el banquillo de los acusados se encuentran los policías de Choele Choel Sandro Gabriel Berthe, Pablo Federico Bender, Héctor César Martínez, Juan Francisco Barrera, Pablo Andrés Albarrán Cárcamo, Pablo Roberto Quidel y Diego Vicente Cuello.

Tras sus extensos alegatos, el abogado querellante del caso Solano, Leandro Aparicio y la fiscal Teresa Giuffrida pidieron que se condene a los 7 policías acusados a la pena de prisión perpetua.

“Yo sabía que a Solano lo mató la policía”, dijo Aparicio tras finalizar el pedido de perpetua, y explotó el auditorio en un emocionante aplauso.

El querellante atribuyó a los siete policías la coautoría del delito de “homicidio agravado por alevosía, por promesa remuneratoria, por el concurso premeditado de dos o más personas, por ser criminis causa (para facilitar, consumar u ocultar otro delito) y por haber sido cometido en abuso de la función policial”.

Además hizo referencia a que a lo largo del juicio 15 testigos afirmaron haber visto a los policías sacar a Solano del boliche Macuba, y llevárselo en una camioneta. El resto no se presentó porque fueron apretados, aseguró.

La fiscalía también solicitó penas de prisión perpetua y inhabilitación en el sector público o privado para trabar como agentes de seguridad a los siete imputados. Los acusó de desaparición forzada seguida de muerte.

“Para esta fiscalía está debidamente acreditado el hecho y la participación que cada uno de los implicados tuvieron en el mismo. No hay discusión de que Daniel Solano estaba en el boliche Macuba, la discusión está en el modo y qué pasó con él después. Tenemos acreditado que el joven fue retirado violentamente del lugar por los policías, que al momento de subirse a la camioneta estaba golpeado, con sangre, con las zapatillas en la mano para defenderse, que lloraba y no quería subirse al móvil”, aseguró Giuffrida.

Luego los abogados de los siete policías solicitaron sus absoluciones. Coincidieron en que no se pudo probar la participación de los uniformados en la desaparición del joven salteño, e hicieron referencia a supuestas contradicciones en las declaraciones de los testigos, y hasta deslizaron la posibilidad de que alguno de ellos haya sido confundido con otros policías que estuvieron la noche de la desaparición de Solano en el boliche Macuba, pero que no fueron llevados a juicio como ocurrió en el caso de los imputados.

Comentarios