Caso Solano: “Al único que vi nervioso fue a Albarrán (Cárcamo)”

Lo aseguró el comisario Darío Uribe, en referencia a uno de los siete policías imputados en la desaparición del joven salteño.

Esta semana se realizaron dos audiencias más del maratónico juicio por privación ilegitima de la libertad y homicidio calificado contra siete policías y uno de los testimonios más trascendentes fue el que brindó precisamente un jefe policial.

El comisario Daniel Uribe, actualmente jefe de la comisaría Cuarta de Cipolletti, y por ese entonces segundo en la unidad 33° de Allen, fue el enviado de la Jefatura a supervisar las actuaciones de los uniformados y luego de tomar declaración a todos los policía que “actuaron” la noche que desapareció Solano, dijo que le llamó la atención las preguntas que le hizo Pablo Albarrán Cárcamo.
Ads by scrollerads.com

Uribe contó que cuando llegó comisionado a Choele Choel entrevistó a seis policías: los tres que estaban como adicionales en el boliche: Echegaray, Muñoz y Toledo; y a los otros tres que estaban de servicio y concurrieron cuando los llamaron: Pablo Albarrán Cárcamo, Pablo Quidel y Diego Cuello.

Relató que todos respondieron en forma similar, que por pedido de alguien del boliche sacaron a un joven que estaba haciendo lío, pero que le llamó la atención las preguntas de uno de ellos.

“Al que noté más nervioso o apesadumbrado fue a Albarrán. Fue el único que me preguntó qué podía llegar a pasar si llegaba a haber un problema con los funcionarios policiales”, recordó.

Uribe agregó que “yo le hice saber que estaba la Justicia trabajando., que vería después que iba a disponer la Justicia. Fue el único que me hizo esa pregunta”.

Precisamente Albarrán Cárcamo, Quidel y Cuello están imputados como presuntos partícipes primarios en el delito de desaparición forzada con incumplimiento de los deberes de funcionario público.

Sandro Gabriel Berthe, Pablo Federico Bender y Juan Francisco Barrera están acusados de presuntos coautores del delito de desaparición forzada de persona en concurso real con vejaciones; mientras que Héctor César Martínez también fue imputado por ser presunto partícipe secundario.

El juicio continuará la próxima semana con más integrantes de la lista de testigos.

  • 6 son los policías que entrevistó Uribe cuando fue comisionado para supervisar el trabajo policial en Choele Choel.

Confirmó que hubo dos rastros, uno en el río

Otra de las definiciones que dejó Uribe en su declaración, fue que con el trabajo de los perros rastreadores, se logró dar con dos rastros positivos de Daniel Solano, uno de ellos cercano al río.

El jefe policial confirmó que primero los perros marcaron un camino desde la vereda del boliche Macuba, desde donde sacaron a Solano, hasta la mitad de la cuadra siguiente, en dirección a la pileta del club Sportsman.

“El rastro se pierde a mitad de la cuadra”, recordó Uribe. El uniformado luego agregó que hubo un segundo rastro positivo.

“Ese se marcó, en base al olor de las ropas de Solano, al final de la avenida Storni (al sureste de la ciudad), donde están las bombas de riego, a orillas del río. Eso sería a unas 10 o 12 cuadras del boliche”, puntualizó el comisario.

Comentarios