Caso Gigli: las zapatillas y huellas en el departamento comprometen al acusado

La tercera jornada del juicio a Octavio Gigli arrojó elementos que lo podrían comprometer en la causa por el asesinato de su amigo Guillermo Martínez: el gabinete de Criminalística encontró muchas similitudes entre la huella que la víctima tenía en el pecho y la suela de la zapatilla que el acusado tenía cuando fue extraditado de Brasil, en la que también encontraron sangre.

Esta mañana declaró el policía Raúl González, estaba a cargo del Gabinete de Criminalística en el momento del hecho y su tarea en la causa consistió en el levantamiento de huellas.

En su testimonio, dijo ante el tribunal y las partes que encontró una huella de pisada en la remera de Martínez, a la altura del pecho.

Luego otra integrante del gabinete de Criminalística, Mariana Scaiola, confirmó que la pisada de las zapatillas marca Salomon que trajo Gigli en su mochila cuando volvió de Brasil tenía muchos puntos en común con la huella en el pecho de Martínez.

En la punta de ese calzado se encontraron, a su vez, rastros de sangre. En otro par de zapatillas, en la casa de Gigli, también encontraron sangre.

Además, en el departamento sólo había huellas de dos personas. Se presume con esta evidencia, que las huellas correspondían a Martínez y al asesino y que el atacante se podría haber sacado las zapatillas antes de salir del lugar de los hechos.

En la audiencia anterior, que fue el miércoles pasado, la hora de la muerte de Martínez pasó a ser parte central del debate. Según la defensa, en el rango horario de la autopsia, el imputado estaba llegando a Buenos Aires.

Luego de las declaraciones de Scatena, el médico Policial Oscar Cabana y del médico forense del Poder Judicial Gustavo Breglia quedó en claro que Martínez falleció por la hemorragia que le causaron las siete puñaladas, pero no se pudo precisar la hora de la muerte.

 

Comentarios