Banda narco I: de día vendían y de noche distribuían la cocaína en el Alto Valle

El Juez Federal Hugo Greca procesó a ocho de las diez personas que se encontraban detenidas en el marco de la causa por tenencia y distribución de cocaína de una mega banda que tenía nexos en Fernández Oro, Roca, Regina, Godoy y Huergo. Se trata de la droga proveniente del Cártel de Sinaloa.

Te puede interesar: La cocaína llegaba del cartel de Sinaloa para ser distribuida en el Alto Valle

Al menos eso es lo que surgió de la medida adoptada por el magistrado tras los múltiples operativos de principios de agosto que terminó con la incautación de unos 36 kilos de cocaína, de los cuales 30 fueron hallados en una casa del barrio Chacra Monte, de nuestra ciudad.

Según los datos a los que pudo acceder La Comuna, la banda utilizaba una verdulería en Fernández Oro para comercializar a través del clásico pasamano pero luego varios de los integrantes del grupo salían a vender los estupefacientes y a distribuirlos por Roca, Regina, Godoy y Huergo.

Te puede interesar: ¿Quiénes son y cómo operaban las bandas narcos en Roca y Regina?

Lo hacían en motos y vehículos según el seguimiento que realizó el personal de la división de Toxicomanía de la provincia de Río Negro y que incluye escuchas telefónicas en abundancia y pruebas secuestradas en cada uno de los domicilios, según las fuentes judiciales consultadas en las últimas horas.

Fue así que entre la noche del 4 de agosto y la madrugada del lunes 5, en varios operativos realizados de manera simultánea en distintas ciudades, se logró secuestrar la cocaína que se encontraba distribuida en varios puntos.

Te puede interesar: Sólo en Roca secuestraron 29 kilos de cocaína

Una parte era trasladada en un vehículo que fue interceptado en una estación de servicios que se encuentra ubicada a la vera de la Ruta 22, en Allen, pero la mayor parte se encontró en el ropero de una casa ubicada en Chacra Monte y que pertenece a Erika Tévez.

Después del estudio del rol que jugaba cada uno de los involucrados, el magistrado definió el procesamiento y prisión preventiva para Héctor Montecino (de 31 años-oriundo de Fernández Oro), Joan Juárez (28-Cipolletti), Facundo Juri (26-Regina), Alejandro Manqueo (50-Cipolletti), Sebastián Coniglio (21-Cipolletti), Mario Jaque (46-Cipolletti), Luis Oyola (30-barrio La Ribera de Roca) y Erika Tévez (25-Chacra Monte).

Te puede interesar: Se entregó la dueña de la casa donde encontraron 30 kilos de cocaína

Para el juez Greca son responsables del delito de «tenencia  de estupefacientes con fines de comercialización, agravado en el caso de los tres últimos imputados por su intervención conjunta para cometerlos (artículo 5, incisoc) y artículo 11, inciso c) de la ley 23.737, 306 y 312 del Código Procesal Penal).

En caso de que alguno quiera recuperar la libertad, tendrán que pagar cauciones que van desde los 20.000 hasta los 100.000 pesos, según indica la resolución del magistrado.

En el caso de otros dos hombres que permanecían detenidos, de apellido Valdéz y Jaque, se dictó la falta de mérito por lo que inmediatamente se ordenó su libertad aunque por un tiempo deberán respetar una serie de medidas que le impuso el magistrado.

A diferencia de otros cargamentos encontrados en la región, buena parte de los panes de cocaína contaban con la clásica impresión de un delfín, un sello que representa al Cártel de Sinaloa, lo que generó un fuerte impacto no sólo entre las fuerzas policiales sino también en toda la sociedad, teniendo en cuenta que hasta el momento no se había visto este tipo de cargamentos en esta zona.

Comentarios