Archivaron la causa por abusos contra el docente de la escuela de Gómez

A seis meses de las denuncias de abuso contra un profesor de Música de la Escuela 286, la Unidad Fiscal Temática 1 definió archivar la causa que involucra a once alumnas de 11 y 12 años.

Según argumentaron desde el Ministerio Público Fiscal, luego de medio año de recolección de pruebas y el posterior análisis de individual e integral de las mismas, la conducta identificada (por parte del maestro) es “atípica” y “no constituye la figura legal de abuso sexual simple”.

La notificación fue enviada el 17 de diciembre los padres y madres denunciantes y está firmada por la fiscal del caso Belén Calarco, quien encabezó el relevamiento de prueba estos meses frente a las denuncias por tocamientos y comportamientos indebidos hacia once nenas.

Las pruebas “no fueron suficientes para llegar a la instancia necesaria de la sustanciación de una causa”, explicitaron y enumeraron entre ellas, las cámaras gessell y pericias psicológicas a las once denunciantes, informes de las mismas, declaraciones de directivos, maestros y testigos que escucharon el relato de las niñas y croquis de la escuela/aula.

Luego del análisis de todo el material, “no se dan las circunstancias témporo espaciales para que se haya producido el hecho que se sostenía”, agregaron.

Sin embargo, la fiscalía no descarta la causa sino que define reservar las actuaciones hasta tanto surjan nuevas evidencias que permitan fortalecer la investigación, según explicaron fuentes cercanas al caso.

CS, una de las madres denunciantes dialogó con La Comuna y aseguró: “Hoy estamos luchando once familias para que la causa no se archive (…) Es triste, lamentable, repudiable, que venga una persona (en este caso, un maestro) y manosee a nuestras hijas, tratandolas como si fuese su mujer, sexualizarlas y cosificarlas”.

“Si esto se archiva damos pie a qué hagan lo que quieran con nuestros hijos ,somos nosotros los que tenemos que ponerle fin a esta morbosidad y decirles con mis hij@s no”, aseguró esta madre, consternada ante la definicion judicial.

Ante esta resolución del Ministerio Público, el abogado querellante Marcelo Hertzriken Velasco -representante de las familias- solicitó formalmente la revisión del dictamen por un fiscal superior y adelantó que solicitará a la jueza de garantias que lo declare nulo por “carente de fundamentos”, según explicó.

“Hubo tocamientos consumados y tentados (…) de los cuales han dado cuenta las once criaturas que declaran”, aseguró Velasco a este medio. “Las alumnas niñas de 11 y 12 años (…) referencian con pudor las zonas en las cuales el perverso docente de música tocó e intentó tocar con claro propósito lascivo a las criaturas”, expresó entre los fundamentos de su pedido de revisión.

“La fiscalía tiene la obligación de velar por los intereses de las víctimas y garantizarles el acceso a la tutela judicial correspondiente, cosa que no aconteció”, aseguró diciendo que se trata de un “abandono intespestivo y sin razón” de la causa.

“Si queda algún fiscal con vocación que está causa no se archive. No podemos permitir esto quede en la nada y que vuelva a las escuela este monstruo”

CS, madre denunciante

El docente, había sido denunciado por once familias el 14 de junio pasado, por tocamientos y dichos indebidos a sus alumnas en el ámbito aúlico, pero si bien la justicia recolectó pruebas nunca se le formularon cargos. El hombre, de 36 años, estuvo demorado algunos días y luego fue liberado.

Para el abogado, se trata de un caso de “abuso sexual simple doblemente agravado” por haber sido cometido contra una menor de 13 años y por ser encargado de la educación.

Hace tres semanas, otro docente (de la Escuela 38 de Stefenelli) Javier Bernel, fue condenado a 13 años de prisión por abuso sexual simple agravado contra diez alumnas. El caso sentó un precedente y la llevó adelante la misma fiscal que tuvo el caso de Gómez, Belén Calarco.

Sin apoyo ni contención

Una de las madres aseguró que nunca tuvieron protección ni contención por parte del Estado.

“Denunciamos y creímos en la justicia, hasta que mostró su verdadera cara. Una justicia deplorable, una vergüenza el trato que se nos dió, desde Educación hasta fiscalía, trataron de mentirosas a nuestras hijas, nos trataron de violentos y destructivos”, se quejó C.

Fue el año más difícil para las familias, también para las niñas siendo tan chicas enfrentar esto. Otro manoseo de la justicia”

C.S. Madre denunciante

“Tardamos meses en conseguir atención psicológica, meses en que alguien nos diera una ayuda (…) él tiene mas protección que nosotras”, alegó. “Desde que pasó todo esto, nadie nos apoyó. Lo primero que pensó la gente, lo que pensó la sociedad, es que ellas andaban provocando. Son nenas, de 11 y 12 años”, concluyó la mujer.


El caso: a seis meses de los incidentes


  • Todo comenzó el 13 de junio pasado, cuando un grupo de la comunidad educativa se autoconvocó en las puertas de la escuela (ubicada en calle San Martín al 5300), luego de enterarse de las denuncias de abuso.
  • Ese día, el docente acusado estaba atrincherado en el colegio y los padres pedían explicaciones a los directivos. Allí se desataron incidentes y destrozos que terminaron con intervención policial y la demora del maestro.
  • El 14 de junio las familias se movilizaron a tribunales donde denunciaron once casos en total. La escuela permaneció cerrada casi un mes, período durante el cual no hubo clases.
  • El 24 de junio las familias se constituyeron como querellantes, pero ya en ese momento la fiscalía no pudo “ratificar los hechos” por lo que no le imputaron al hombre ningún delito.
  • Desde Educación, suspendieron al docente del cargo sin goce de sueldo y se le inició un sumario administrativo. Luego, reanudaron las clases pero nombraron a una nueva directora en el establecimiento, frente a las críticas recibidas.

Comentarios