795 roquenses fueron denunciados por sus vecinos durante la cuarentena

Los llamados al 911, la línea de emergencias utilizada en Río Negro, siguen aumentando por diversos motivos. Violencia de género, consultas por coronavirus, pero principalmente en los últimos días se incrementó la cantidad de llamados par para denunciar a vecinos que no cumplen con el aislamiento social, obligatorio y preventivo.

En el marco de la pandemia del COVID-19 y desde que se inició la cuarentena obligatoria por decreto nacional, hubo 795 denuncias de Roca a vecinos por violar la medida, de un total de 2837 llamados en Río Negro. En Roca, se concentraron el 28% de las denuncias.

En quince días fueron casi 800 los roquenses denunciados por incumplir las medidas restrictivas nacionales. Incluso, en tan solo un día de la semana pasada (de miércoles a jueves), la policía de Río Negro detuvo a 38 roquenses por infracciones en el marco del aislamiento.

De los 2837 llamados de vecinos por infracciones a la cuarentena en Río Negro, la mayoría se concentró en Bariloche, con un total de 880 denuncias, siendo Roca la segunda ciudad de la provincia con más cantidad de llamados. En tercer lugar, Viedma con 720 y 442 desde Cipolletti.

En contrapartida a este escenario de creciente demanda, el reporte oficial informa sobre una “gran baja” en la cantidad de llamados respecto a consultas generales sobre el virus o por la aparición de síntomas.

Desde la aparición del primer caso de la docente de Viedma y hasta el 31 de marzo, se atendieron 2563 llamadas en toda la provincia. La mayoría fueron por consultas generales sobre el virus, seguidas por inquietudes de síntomas y personas que habían mantenido contacto con otras que estuvieron en lugares de riesgo.

La baja en la cantidad de llamadas fue notable, ya que, por citar un ejemplo el 21 de marzo se recibieron 125 consultas mientras que el 31 solo se atendieron 32 llamadas, once días después del inicio de la cuarentena.

Claudio Ramírez, subsecretario de Seguridad Ciudadana de la Provincia, explicó que las llamadas de personas que tienen síntomas, se derivan a Salud y en el caso de que sea un llamado por un incumplimiento de cuarentena, se pasa a la Policía de Río Negro o, según la ciudad, al área municipal de Inspecciones si se trata de comercios.

El titular de la cartera de Seguridad, destacó el trabajo que vienen haciendo y dijo que el servicio de emergencias 911 es “el sistema mejor armado de la provincia”. Se trabaja las 24 horas del día, todos los días del año y de forma totalmente gratuita, de la mano de operadores que atienden a la comunidad.

El funcionario explicó que en los primeros días del aislamiento registraron un “temor” en las personas al llamar y lo asocian a que por esos momentos no había mucha información. “La gente quería estar segura de poder llamar a un lugar en donde poder evacuar necesidades y saber que realmente estaban hablando con el lugar correcto”, comentó.

Además, Ramírez resaltó que ante la aparición del primer caso en Viedma, el personal de RN Emergencias pudo capacitarse con el de Salud. “Se pudo trabajar y dar una muy buena respuesta a la comunidad”, manifestó y por eso ahora, personal del Ministerio de Salud se incorporó en el despacho de Viedma y quedó articulado un teléfono interno para comunicarse sin tener que saturar las guardias de los hospitales.

“Para nosotros fue un desafío porque es una tipificación nueva, nos tuvimos que capacitar y aumentó nuestro trabajo”, concluyó Ramírez.

Cifras

  • 2563 llamados por consultas por síntomas o dudas sobre coronavirus hubo al 911 en toda la provincia durante la cuarentena obligatoria.
  • 28 por ciento de las denuncias por violaciones de la cuarentena que se hicieron en la provincia, fueron en Roca. La segunda ciudad con más cantidad de llamados.

  • Los empleados de la Línea 911 -junto con el personal policial- recibirán reconocimiento salarial de 5000 pesos este mes por el servicio fundamental que están cumpliendo durante la pandemia.

Comentarios