Roca fue la ciudad con más denuncias por narcotráfico

Por Hugo Alonso y Luis Leiva

Por tercer año consecutivo, Roca fue en el 2019 la ciudad rionegrina con mayor cantidad de denuncias sobre narcotráfico.

A su vez, los tribunales ubicados en la esquina de San Martín y España fueron los que más trabajo tuvieron con relación a la droga en todo el territorio provincial. Durante el año pasado las denuncias recibidas en esas oficinas fueron 636, mientras que en Viedma fueron 144 y en Bariloche 131.

El 2019 fue el año de mayor participación de los vecinos en la lucha contra el narcotráfico en Río Negro y dentro de ese escenario, los roquenses fueron protagonistas centrales: de esas 636 causas abiertas en el Juzgado Federal, 194 corresponden a llamados al 0800-DROGA que se hicieron desde esta ciudad.

Esos casi 200 aportes representan la cifra más alta en el historial de registros de la Secretaría de Narcocriminalidad de la provincia, que en 2013 puso en marcha el sistema de colaboración comunitaria.

En el 2018 los llamados roquenses al 0-800 habían sido 179, en tanto que en el 2017 fueron 111. Fue en ese año cuando la ciudad se ubicó como el punto de la provincia con mayores aportes de los vecinos a las fuerzas de seguridad y a los funcionarios judiciales.

Desde el 2014 al 2016 la mayor respuesta comunitaria se había dado en Bariloche, con los llamados roquenses en segundo lugar.

“El 2020 inicia con desafíos superadores”, afirmaron desde la secretaría dependiente del Ministerio de Seguridad y Justicia de Río Negro.

En ese sentido, detallaron que la cantidad de llamadas recibidas en 2019 en toda la provincia se incrementaron en un 35% respecto del año anterior.

“Esto significa más de 1.000 llamadas que fueron remitidas de manera inmediata a los diferentes juzgados junto al aporte de información y análisis que realiza la Secretaría respecto de las personas denunciadas”, indicó el secretario de Narcocriminalidad, Jerónimo Sampedro.

El funcionario señaló que en el último año más del 95% de la información analizada, derivó en investigaciones que resultaron exitosas.

De esta manera, desde la Policía de Río Negro impulsaron investigaciones que derivaron en el secuestro de 48 kilos de cocaína, 150 de marihuana, 350 plantas de cannabis sativa, 19 vehículos, la detención de 90 personas.

Además se logró la incautación de dinero en una cantidad que ronda los 9.000.000 entre pesos argentinos y moneda extranjera.

Por su parte, las distintas fuerzas federales secuestraron en la provincia 10 kilos de cocaína y 20 kilos de marihuana, 500 troqueles de LSD, 40 plantas cannabis sativa y detuvieron a un total de 45 personas.

Las razones del aumento

“La gente va tomando confianza. Las estadísticas hablan de un trabajo coordinado que va dando resultado y por eso vemos que cada año aumenta la cantidad de llamados al 0-800”, indicó Sampedro a “La Comuna”.

El funcionario puso sobre relieve el trabajo de información y análisis de los datos que reciben antes de presentar las denuncias en los juzgados, porque eso permite acortar los tiempos procesales.

Con respecto a los datos de Roca en particular, Sampedro consideró que la mayor cantidad de denuncias no significa que en la ciudad haya una mayor cantidad de droga que en otros puntos de la provincia.

No obstante, evaluó que la ubicación geográfica pone a la ciudad como punto central para la distribución de estupefacientes hacia el resto de la región e incluso de la Patagonia, situación que obliga a intensificar las acciones preventivas.

“Roca es una ciudad por donde entra droga desde el norte. La Ruta 6 es fundamental para el control. Hay que incautar antes de la distribución”, indicó el secretario.
Por eso adelantó que este año se buscará implementar el “cordón rionegrino”, basado en un refuerzo de los operativos para evitar el ingreso de droga a la provincia a través de todos sus puntos fronterizos.
Sampedro también propició un trabajo en conjunto con toda la Patagonia.

“Este año vamos a crear el Consejo Patagónico contra el Narcotráfico, para articular acciones, compartir información y trabajar todos en una misma línea, que nos permita mayor efectividad en la prevención y en la investigación de este tipo de delitos en todo el sur argentino”, describió.

El juzgado que más trabajó

El Juzgado Federal de Roca tramitó durante el 2019 más de 1600 causas de las cuales 636 estaban vinculadas a la línea 0800 Droga.
El número resulta alto comparado con otras ciudades donde las estadísticas son mucho menores.
Una vez que los vecinos elevan su denuncia a esta línea telefónica implementada en la provincia de Río Negro, se envían al Juzgado Federal que actualmente en nuestra ciudad lleva adelante el juez Hugo Greca.

En la mayoría de los casos es el propio magistrado el que decide a qué fuerza de seguridad le otorga la investigación, teniendo en cuenta el tenor de la denuncia, las características y la logística con la que cuenta cada una de ellas.

Según la información a la que pudo acceder este medio, en la mayoría de los casos la tarea es encomendada a las áreas de Narcotráfico de la Policía de Río Negro, aunque también algunas de ellas fueron a parar a manos de la Policía Federal o de Gendarmería Nacional.

Desde ese momento comienza la tarea de investigación que puede llegar a demandar varios meses. “Incluso se han realizado seguimientos durante mucho tiempo hasta poder desmantelar por completo la banda o hallar la ruta de la droga”, dijo una fuente policial consultada por este medio.

Es real que no todas las investigaciones llegan a buen puerto. Muchas de ellas se desvanecen en el camino, otras simplemente se descartan porque no se halló nada. Pero algunas finalmente tienen base y se logra desbaratar una banda dedicada al tráfico y comercialización de cocaína y marihuana, tal como sucedió en 2019 donde se detectaron importantes bandas narcos.
En el 2019, 82 causas por narcotráfico llegaron a juicio, 12 más de las que llegaron en el 2018.

Un año histórico

El 2019 fue un año que dejará una marca no sólo en las estadísticas sino también la historia del narcotráfico en Roca. Fueron varios los casos resonantes que permitieron a los investigadores secuestrar cifras “históricas” de cocaína y de marihuana. Pero también durante ese período se llevaron adelante juicios resonantes como el de Javier Luna y de varios integrantes de su banda.
En agosto, la policía de Río Negro logró desbaratar una banda que operaba en Roca, Fernández Oro, Allen y Cipolletti. Entre la noche del 4 y la madrugada del 5, se detuvo a por lo menos 14 personas y se secuestraron 36 kilos de cocaína.
De esa cifra, 30 kilos estaban escondidos en el armario de una vivienda ubicada en la zona de Chacra Monte, un barrio que se encuentra al sur de la Ruta Nacional 22.
El mismo 5 de agosto se logró desbaratar otra banda que operaba entre las ciudades de General Roca y Villa Regina. En una chacra ubicada sobre la calle Nahuel Huapi (al sur de la Ruta 22) se logró secuestrar 1 kilo de cocaína adentro de un bins. En Regina en medio de las mismas diligencias, se hallaron 11 kilos de marihuana.
Sobre fines de agosto, el Tribunal Oral Federal de Roca llevó adelante el juicio a Javier “El Gordo” Luna, un joven que lideraba una banda donde también se encontraban varias personas vinculadas a su círculo familiar.

Luna había “heredado” un mercado en la zona norte de la ciudad tras el crimen de Marcos Llanquileo ocurrido en 2017. A fuerza de disparos, logró imponerse en el mercado no sin antes protagonizar distintos enfrentamientos con otros grupos dedicados a la misma actividad delictiva.
Luna fue condenado a una pena de 7 años de prisión tras un benévolo juicio abreviado. Otras cinco personas terminaron siendo condenas a penas meno