La travesía al revés: de Dakar a Roca para formar una familia

Por Diego Rodriguez

Trece años atrás Nassirou Fayie partió de Dakar, Senegal, con la intención vivir el día a día, recorrer el mundo, conocer nuevas culturas e ir haciendo de amistades a lo largo del viaje. Lo que nunca imaginó era que, gracias a esos amigos que el camino le regaló, Roca se iba a convertir su nuevo hogar y el punto de partida para su familia.

Luego de pasar por Portugal, Brasil y diferentes puntos de Argentina, Nassirou confiesa que encontró en Roca su lugar ideal. “Me encanta la ciudad, su tranquilidad y lo más importante es que tengo muchos amigos”, aseguró el senegalés con una gran sonrisa fruto de la alegría que atraviesa en estos días.

Nada es casualidad. Su llegada a Roca tampoco. Como siempre, el amor, en todas sus formas, tiene una gran fuerza y en este caso los lazos amistad hicieron lo suyo.

“Yo iba recorriendo el país, iba por distintas ferias, pero hace un tiempo empecé a hacer temporada de verano en Las Grutas. Ahí siempre me encontraba con clientes de Roca que me hablaban mucho de la ciudad”, contó al describir cómo fue que conoció la existencia de la localidad que hoy es su hogar.

Con el paso del tiempo, y algunos veranos en el balneario rionegrino, se fue haciendo de amigos roquenses que le insistieron en conocer la ciudad. “Hace dos años mi gran amiga Cristina, que ya es como mi familia, me dijo que venga a probar suerte acá, lo hice y al poco tiempo ya había encontrado un local”, comentó entre risas como incrédulo de lo que había logrado.

“Nos gusta la ciudad para vivir, es tranquila. Para mí todo Roca es muy linda. Estamos bien con los vecinos, estamos bien con los clientes, ¿qué más puedo pedir?”.

Mientras todo esto ocurría, Nassirou mantenía una relación a distancia con Amina, quien todavía vivía en Dakar.

“El año pasado, en un viaje que hice a Senegal, decidimos casarnos. Ella dejó su trabajo de mecánica para venir a Roca vivir conmigo. Por suerte le gustó el país y también la ciudad”, explicó.

Amina, su compañera, tiene 27 años, seis menos que él, y todavía no domina muy bien el español aunque asegura que se siente muy bien en Argentina.

El 29 de diciembre de 2017 fueron padres de la primera bebe roquense de ascendencia africana. Khadi Dia Fatou Fayie, quien pesó 3,600 kilogramos al momento de su nacimiento en el hospital público de la ciudad.

Con respecto a la crianza de su hija, Nassirou indicó que “Khadi Dia no va a tener problemas para adaptarse, los niños no tienen problemas. Si voy a intentar que conozca nuestra cultura, religión e idioma”.

En estos diez años que lleva viviendo en Argentina, Nassirou aseguró que nunca se sintió discriminado. “Algunas personas me ven con mi ropa de Senegal y se acercan, preguntan e incluso quieren sacarse alguna foto. Eso no lo veo como discriminación. No pongo mi cabeza en eso, sólo me enfoco en las buenas personas, que acá hay muchas”, finalizó.

  • Nassirou llegó al país sin saber ni una sola palabra en español. Hablaba en francés y wolof (lengua de la etnia del mismo nombre que habita en Senegal).

“Con Amina estamos muy contentos de que nuestra hija sea roquense. Nunca me sentí discriminado acá, no pongo mi cabeza en eso”.

Una tradición que requirió adaptación

“En Senegal tenemos la costumbre de no saber el nombre de un recién nacido hasta que no cumpla una semana. Somos musulmanes, por lo que rezamos toda una semana por el bebé y la mamá.

Después de ese tiempo, entre toda la familia se eligen los nombres que va a llevar. Siempre le damos el de algún miembro de la familia”, explicó Nassirou sobre una de las tradiciones que tiene en su país.

“Acá para hacerle el documento tenemos que saber el nombre antes, así que tuvimos que adelantar los tiempos”, indicó el flamante padre.

Khadi Dia (o Khadija en su idioma original), es el nombre de una hermana de Nassirou que falleció cuando tenía diez años. Además, es uno de los tres más elegidos en la comunidad árabe. Mientras que Fatou es el nombre de su madre. Ambas elecciones representan gran orgullo para Nassirou.

Comentarios