Gustavo Canales y su último show de magia

Se terminó la magia. Gustavo Canales anunció su retiro del fútbol profesional, y así se apagó la estrella de uno de los jugadores roquenses más refinados del fútbol de elite.

La carrera del Mágico tuvo varios puntos altos, pero sin dudas fue Chile su lugar de explosión. Allí mostró su mejor nivel y nacionalización mediante, hasta fue convocado para formar parte de la Selección trasandina.

Gustavo comenzó las inferiores en la ciudad, pero su primera gran chance llegó a los 17 años. Se fue a probar a Gimnasia y Esgrima de La Plata, donde quedó seleccionado. Sin embargo, el desarraigo lo golpeó fuerte y el Mágico decidió volver. Fue así que, con 22 años, se puso la camiseta de Deportivo Roca para disputar el Argentino B.

Desde el Naranja hizo el paso lógico, al menos en aquel momento, a Cipolletti, que militaba en el Argentino A. Y comenzó una peregrinación por el ascenso argentino que duraría dos años más. En ese trayecto pasó por Cipolletti, Aldosivi, retornó al Albinegro, y fue a Brown de Madryn. Y allí pegó el gran salto, el que cambiaría definitivamente su carrera.

Es que, en 2007, firmó con Deportes La Serena de Chile. Allí jugó 11 partidos y marcó 12 goles, comenzando a dejar una imagen indeleble. Llegó un préstamo a Once Caldas, que se extendería hasta 2008. En Colombia no tuvo su mejor nivel, pero el retorno a La Serena volvería a ubicarlo en el radar: 10 goles en 16 partidos, para transformarse en un apellido importante en Chile.

A comienzos de 2009 llegó la oferta de la Unión Española, y Gustavo armó las valijas. Fue su mejor versión: 27 goles en 39 partidos, para llegar a la final del Apertura de Chile y clasificar a la Copa Sudamericana. Y tal presente le valió el llamado de River Plate, uno de los dos equipos más importantes del fútbol argentino.

En el Millo anotó apenas 2 goles en 14 partidos, en parte por el flojo presente del equipo de Núñez. Vale recordar que esa fue una de las campañas que derivó en el posterior descenso de River al Nacional B.

Canales en su paso por River

Tras ese paso por Argentina, retornó a Unión Española y la rompió otra vez: 19 goles en 21 partidos.
Así, pasó a Universidad de Chile, donde logró tres títulos y mostró un nivel superlativo. Además, marcó 20 tantos en 37 partidos. Tras ello, tuvo pasos por el Dalian Aerbin de China y por Arsenal de Sarandí, pero no rindió.

Su retorno a Chile fue, una vez más, espectacular. 23 goles en 38 partidos para Unión Española (2 títulos) y 36 tantos en 58 presentaciones con Universidad de Chile (3 campeonatos ganados), en tres años de ensueño.

Tras su paso por Botafogo, su carrera comenzó un declive debido a las lesiones. Y tras un tiempo extenso fuera de las canchas, retornó a Unión Española en 2017. Jugó pocos encuentros, y si bien aportó en su faceta goleadora, llegó el retiro.

Nueve títulos y más de 170 goles fue el balance final de una carrera increíble para el Mágico. A eso le anexó algunos minutos contra Uruguay con la camiseta de la Selección de Chile. Mucho, y merecido también, para aquel chico que decidió retornar de Gimnasia con 22 años y comenzar su carrera con la camiseta del Naranja.

 

Sus comienzos

El Mágico nació en Roca el 30 de marzo de 1982. Tras un paso por las inferiores de Gimnasia y Esgrima de La Plata, comenzó su carrera en Deportivo Roca, en el Argentino B.

Vistió 12 camisetas a lo largo de una extensa carrera de casi 14 años. De ellas, seis fueron en clubes argentinos, tres en Chile, uno en Colombia, uno en China y uno en Brasil.

Unión Española fue su gran hogar: allí tuvo cuatro etapas, en las que anotó 79 tantos en 108 presentaciones. Decidió retirarse hace algunos días, por molestias físicas.

La U de Chile, a puro festejo

Si bien su identificación es con Unión Española, su paso por Universidad de Chile fue el más fructífero en cuanto a campeonatos.

Es que allí obtuvo seis títulos en total. En 2011 se quedó con los torneos Apertura y Clausura, y a eso le sumó el éxito en la Copa Sudamericana.

Por su parte, en su retorno en 2014, logró otros tres trofeos: el Torneo Apertura, la Supercopa de Chile 2015 y la Copa Chile 2015. Allí marcó 56 tantos en 95 partidos disputados.

 

Dos lugares, dos momentos

Su primer título con Unión Española llegó en el Torneo de Transición 2013. Allí también conquistó la Supercopa, y se transformó en uno de los ídolos máximos de la institución.

Alcanzó a disputar unos minutos con la Selección de Chile en el duelo ante Uruguay, en noviembre de 2011. En sus otras convocatorias, siempre debió ser dado de baja por lesiones.

  • Tiene 35 años de edad, Nació en General Roca, donde comenzó con su carrera.
  • Hace 13 años que tuvo su debut. Fue en el Argentino B. En Primera debutó en 2007.

 

Comentarios