El desafío de Gabriel: iniciar la facultad lejos de casa

El personaje del año: Gabriel Manrique, estudiante

A pesar de las dificultades, Gabriel -ex estudiante del CET 17 de Paso Córdoba– logró ser abanderado y tener el mejor promedio general. Quiere ser ingeniero agrónomo.

Hacia mediados de año conocimos la historia del joven Gabriel Jesús Manrique, quien se había convertido en el abanderado del CEM 17 o escuela agropecuaria.

Si bien son muchos los que logran este objetivo en cada uno de nuestros establecimiento escolares, la particularidad fue que contra muchas adversidades y a punto de abandonarlo todo, logró sobreponerse junto a su madre Rosalba Sporman, primero del fallecimiento de su padre y luego, cuando comenzó el secundario, la muerte de su hermano.

El esfuerzo de su madre, como trabajadora doméstica y en un comercio, hizo que pudieran seguir viviendo y apoyándolo en sus estudios. Vive en barrio Nuevo y el pasado 19 de diciembre entregó la bandera de ceremonia a la estudiante Cinthia Ponce.

“Mi sueño como mamá era verlo terminar el secundario y lo logró. Ahora voy a seguir trabajando para que pueda comenzar la facultad”, dice Rosalba.

Me anoté para seguir la carrera de Ingeniero Agrónomo en Cinco Saltos. Sé que puedo lograrlo”.

El sexto año de Gabriel terminó con 9.22 de promedio, el segundo más alto, mientras que el promedio de los seis años fue de 8.89.

“Ya me anoté en la Facultad de Ciencias Agrarias para seguir la carrera de ingeniero agrónomo. También estuve buscando alquiler para irme a vivir a Cinco Saltos. Se que no va a ser fácil, pero se que puedo hacerlo”, se alienta Gabriel, mientras su mamá le advierte lo que puede pasar si abandona.

“Yo vivo por mis hijos y estoy dispuesta a seguir trabajando para que él llegue a ser Ingeniero. Estamos juntos en esta”, dice la mujer que lamenta tener que dejar ir a su hijo para que progrese.

  • 8,89 fue el promedio alcanzado por Gabriel a lo largo de los seis años en la escuela agropecuaria

Comentarios