Conocé a Carlos, el jugador que hizo historia en el fútbol de Italia Unida

Volver a la cancha: historias del deporte roquense

Carlos Casariego recordó la campaña del ’63, una de las más significativas de los itálicos en el fútbol regional. Trajo su talento desde Médanos (Buenos Aires) y se quedó.

En el fútbol nada está escrito, es a base de trabajo y sacrificio que los equipos y jugadores llegan a ser reconocidos.

Y concluimos, el fútbol es nómade.

Carlos Casariego, atraído por el deporte más popular de nuestro país, arribó a General Roca a mediados de 1961, proveniente de la localidad de Médanos (Provincia de Buenos Aires).

Lo hizo para reforzar el primer equipo de fútbol del Italia Unida que militaría en la ya inexistente y recordada Liga Mayor.

Eran épocas de bonanzas; los nostálgicos afirman que se jugaba a canchallena y que los planteles se hacían fuertes con contrataciones de corto plazo, ir a la cancha era una especia de religión deportiva

En su departamento Casariego se traslado en el tiempo en charla con La Comuna.

Con archivos en manos carlos Casariego recordó su llegada a la ciudad y al fútbol de Italia Unida. Foto: César Izza

P- ¿Cómo llega a Roca?

R- Me trajo Italia Unida a mediados del 61 para jugar en la primera del club. Viene de Medano, provincia de Buenos Aires, un pueblo de unos 1500 habitantes. Y mira, me terminé quedando a pesar de haber salido un tiempo de la ciudad.

P- ¿Qué recuerda de los primeros partidos o torneos?

R- Eran unos partidos bárbaros, muy competitivos. Vinimos muchos de afuera en esa época a reforzar los equipos de la Liga Mayor que fue un torneo bárbaro. Lo jugaron Pacífico e Independiente de Neuquén, Cinco Saltos, Cipoelltti, San Martín, Confluencia, Unión de Allen, Regina, Círculo, Huergo y los de acá Tiro e Italia Unida. Las canchas se llenaban. Cuando llegó al club debuto en Regina ante Círculo, nos ganaron 1-0.

P- ¿Y cómo le fue en su primer año?

R- Nos gana el torneo Círculo Italiano por dos o tres puntos, yo siempre digo que bien porque tenían un equipazo. En la revancha en nuestra cancha le empatamos el partido; había buen fútbol en esa época, después el torneo desapareció creo que se jugo tres o cuatro años, y me quede jugando en Italia Unida, pero en la Liga Deportiva.

“Me trajeron para jugar en Italia Unida en la Liga Mayor. En esos años el certamen era muy competitivo, habían muy buenos jugadores”.

Carlos Casariego, mediocampista – Wing Derecho

P- ¿Se pagaba bien?

R- Si sí. Pero se pagaba sin contrato, “de boca juniors” era la cosa (risas). En Italia Unida salvo el arquero, Morales, éramos todos de afuera y cobrábamos algo. Teníamos premios aparte del sueldo. Comíamos los 15 ó 16 todos juntos en el club.

P- ¿El clásico de Italia Unida?

R- Tiro Federal. Pero en ese campeonato del 61 habían equipos duros y eran todos partidos bravos, más cuando íbamos de visitante.

P- ¿Su puesto?

R- Yo era medio campista por derecha, pero en la Liga Mayor el técnico de Italia (Seijo) me pone de wing derecho y jugué todo el campeonato ahí. Agarré la titularidad enseguida.

Y después de ese campeonato donde son subcampeones… P-¿Cómo sigue su carrera?.

R- Sigo en Italia Unida. Al año siguiente se hizo un torneo grande pero duro poco, íbamos punteros con una ventaja de 3 ó 4 puntos y se suspendió. No se qué pasó. Seguido se hizo la Liga Deportiva Río Negro y salimos campeones nosotros, mira no quiero errarle, pero creo que fue el único título de Italia Unida campeón de la Liga Deportiva de Río Negro.

Italia Unida 1961 en su reducto de barrio Quintu Panal, hoy Luis Maiolino. El plantel se quedaría con el subcampeonato de la exigente Liga Mayor. (Foto: gentileza)

P- ¿Recuerda ese torneo del 53?

R- Algo (risas). Jugamos unos siete equipos y en el final logramos dos triunfos muy importantes, Huergo y Tiro. Nosotros jugábamos con un clásico 1-2-3-5.

Eso nos llevó al campeonato (leer recuadro).

En la última edición de la Liga Mayor nos gana el torneo Círculo Italiano; después Italia Unida gana la Liga de Río Negro en el 63″

Carlos Casariego, mediocampista – Wing Derecho

P- ¿Y después?

R- En el 64 me voy a hacer el Servicio Militar. Pase, también, dos años jugando en la provincia de Buenos Aires, en el partido de Villarino, para Huracán. Pero regreso a Roca otra vez y sigo jugando acá.

P- ¿Jugó en Defensores de Andrade, puede ser?

R- Claro. Si sí. En la vuelta me ficha Andrade , andaba bien ese equipo en los barrios y creo que lo invitaron para la Liga Deportiva y jugamos dos años.

En ese equipo de Defensores de Andrade que militó en la Liga Deportiva, Casariego compartió equipo con: Gallegos, Vázquez, Silva, García, Ayenao, Barrientos, García, Mellado, Núñez y Rojas (archivo Diario Río Negro 31 de Julio 1967, Defensores de Andrade 0 – Defensores de San Miguel 0).

Regresó a Italia Unida…

“Cuando vuelvo a Italia Unida ganamos la Copa Boscacci del 70, era un torneo preparatorio que se hacía antes de la Liga Deportiva Rionegrina.

P- ¿Qué jugador lo vislumbró?

R- En la Liga Mayor muchos porque venian de afuera; te canto a: Omar Mendoza que vino de Chacarita a Independiente de Neuquén. O Navales que vino de Lanus, Acatatti de Boca, también a Independiente. El “colo” Flores, Blanco eran buenos; San Martín de Cipolletti tenía al grandote Lara, raspaba lindo. En Cipo Rodríguez, Perales, Iacheti. En Unión Bellegia y en Roca: “peluca” Gergetti, “coco “Costanzo, Osvaldo Gil que vino de Lanus. En Huergo Molina, Cetera, Lujan que vino de Newell’s. En Regina estaba Pacheco y en Círculo entre ellos, el “chiquito” Herrera, Mercante, el “canoso” Martínez, Rodjosky. Había buen fútbol.

P- ¿Le dejó amigos el fútbol?

R- Si claro. Por ahí nos juntamos con el “chula” Fernández, me cruzo con Carlos Braicovich, el “negro” Cufonni y otros. Enemigos no tengo, eso creo.

P- ¿Qué tan distinto es el fútbol de ahora?

R- No volábamos como es ahora, la verdad que se corre mucho. Nosotros entrenábamos tres veces por semana. El jugador de fútbol era distinto, no lo llevabas por delante así nomás.

P- ¿Cómo fue su retiro?

R- Antes de mi retiro tuve una oferta, en Cutral Co estaba mi cuñado “tito” Corradini, él me quiso llevar allá. Pero no fui. Cuando se arma la fusión (Tiro-Italia-Río Negro) yo estaba grande. No quería jugar más. Después de un año estaba trabajando en la municipalidad y el DT Miranda me fue a buscar, estaba armando un equipo en Argentinos del Norte y me dijo asís “me gustaría que usted venga”. Le dije que no al principio, si llevaba un año parado. Me lo pidió de tal forma, con un respeto, que le dije que sí, sabía un montón Miranda, teníamos admiración por lo que sabia. Y ahí jugué un año más, junto a “cacho” montoto, el “gringo” Carosanti, Cuffoni, entre otros. Era un equipo veterano. El equipo se fue cayendo y vino la renovación. Después deje, definitivamente, en el 72.

P- ¿Va a la cancha?

R- Noo. No me gusta. Me siento mal.

El fútbol es nómade, y los jugadores suelen ser convencidos por los lugares que visitan.

“Me quedé porque me gustó la ciudad”, cerró Casariego.

Campeón en 1963: se agrandó Italia Unida

Las imágenes blanco y negro denotan que fue hace muchos años atrás.

El 25 de noviembre de 1963 Italia Unida se consagraba campeón de la Liga Deportiva de Río Negro. Algunos ya no están.

La última piedra en el camino fue Argentinos del Norte: la definición se dio en el reducto de los itálicos (barrio Quintu Panal) con una triunfo de 3-0 (Goles: PT 29’ Abraham. ST: 28’ Abraham y 30’ Bellegia).

El plantel ese día: Gómez, Seijo, Gil, Gatti, Giorgetti, Villafañe, Candia, Casariego, Bellegia, Abraham y Agüero.

Después de un inicio de torneo con derrota (3-1 ante Tiro) Italia se fue acomodando; consigue victorias decisivas en las últimas cuatro fechas: 2-0 ante Tiro de local, 4-1 ante el puntero Dep. Huergo de visitante, 2-0 a Círculo Italiano y 3-0 a Argentinos del Norte.

Jugaron el torneo los equipos de: Experimental de J.J. Gómez, Círculo Italiano, Dep. Huergo, Argentinos del Norte, Italia Unida y Tiro Federal.

Este informe tuvo el aporte de: Archivo del Diario Río Negro (archivo@rionegro.com.ar)

Comentarios