Opinión: Es la hora de la gente, de sus propios límites

La pandemia y el aislamiento nos obligaron a aprender nueva terminología que de algún modo explica mejor lo que ocurre con en esta vida cotidiana que, claro está, no es igual a la que veníamos pasando hace cuatro meses. Y en cuatro meses tuvimos que entender qué cosas podemos y cuáles no hacer para evitar tener esta cifra de contagios de coronavirus en Roca y en la región. Y a juzgar por los resultados queda mucho por entender para ponerle freno de una buena vez a todo esto.

Pero a costa del humor social, del hastío y de la presión económica, se flexibiliza en parte del país para aflojar tensiones y de algún modo permitir que los que están casi asfixiados saquen la cabeza y puedan al menos subsistir. Está claro y se entiende porque hay gente que no soporta más, pero es un gran interrogante saber qué ocurrirá con estas flexibilizaciones, porque si con todas las restricciones a full las cosas no mejoraron y hasta empeoraron, con un poco de permisos el escenario es cuanto menos incierto.

Y es el momento justo para entender que ahora nos toca a nosotros, los ciudadanos comunes, nos toca ponernos ese freno propio para evitar contagios, nos toca exigir a cada uno en su ámbito que las cosas no se relajen y nos toca ser responsables para que este mal que llegó sin avisar tenga un freno.

Y trato de no generalizar porque hubo gente desde la primera hora que siguió al pie de la letra cada consejo, que se quedó en casa, que respetó las salidas por DNI y que aún así, por otra franja de la población que no fue tan rigurosa está igualmente expuesta.

Es el momento de la gente, de ser responsables y de ponernos límites para salvarnos de los contagios que crecen cada día, de no salir, de postergar festejos, de entender que no hay controles ni policías que alcancen cuando una población se descuida. La flexibilización es justamente eso, permitirle a la gente que intente volver a la normalidad, pero con cuidados que parten desde cada uno.

Por: Jorge Vergara jvergara@rionegro.com.ar

Comentarios