Editorial: entretenidos desde el pozo

Tan pobre es la agenda previa a la campaña electoral que definirá nuestras próximas autoridades, que un pozo se convirtió el principal tema de debate público durante las últimas horas entre oficialistas locales y provinciales.

La historia tiene condimentos que ayudaron a ubicarla rápidamente en el centro del ring entre albertistas y soristas. Pozos hay miles en Roca, pero que nazcan apenas 72 horas después de la inauguración del asfalto es casi inédito, por lo tanto no requirió mucho esfuerzo sembrar la discordia y cosechar.

Más entrenado para estas lides, el entorno del intendente desplegó rápido imágenes y comentarios en redes sociales para mostrar que lo ocurrido en la calle Vintter era el nuevo ejemplo de la desidia de los representantes del gobierno provincial en la ciudad.

Oficialmente se habló de la “indignación” de las autoridades municipales por la rotura, detallando que los inspectores labraron las actas para que se imponga la multa correspondiente por la pérdida que “en su momento fue reparada por la empresa rionegrina”.

Un par de horas después, desde ARSA contaron otra historia. Lejos de asumir las responsabilidades por el desaguisado, afirmaron que si el flamante asfalto pasó a la historia apenas en tres días no fue porque sus cañerías están en mal estado, sino porque la empresa contratada por la municipalidad para pavimentar no hizo bien su trabajo.

“Al realizar una obra de asfalto, es indispensable bajar el terreno, lo que se conoce como enrasado. En este caso puntual, la empresa contratada por la Municipalidad de Roca bajó el terreno cerca de 50 centímetros, ocasionando en dos oportunidades la rotura de la cañería de 200 mm que se encuentra en esa traza”, describieron los referentes provinciales.

¿A quién creerle? Allí está el verdadero problema para los roquenses, porque de un lado y de otro hay antecedentes que abren paso a la desconfianza.

El listado de fallas de la red de agua potable de la ciudad es enorme, por lo tanto sus acciones a la hora de demostrar credibilidad arrancan en baja. Pero entre los vecinos que se sumaron en redes sociales a esta contienda puntual apareció otro listado, relacionado con las calles pavimentadas por el municipio desde el 2003 y que en poco tiempo comenzaron a tener ondulaciones y roturas, por un aparente déficit en la preparación del terreno.

De manera que la calidad, de los trabajos o de la fiscalización municipal a sus contratistas, tampoco ofrece una garantía absoluta para muchos roquenses.

Entretenido debate para el año previo a las elecciones. Un precalentamiento. Ojalá salgamos rápido del pozo y en adelante presenciemos debates sobre temas más relevantes para el presente y el futuro de la ciudad. Por caso, ¿qué puede aportar el municipio para aliviar el peso de las tarifas a los vecinos?

  • Pozos hay miles, pero que nazcan a 72 horas de inaugurar el asfalto es casi inédito, por lo tanto no requirió esfuerzo sembrar la discordia.

Comentarios