Vecinos de la Rivera piden cloacas antes de empezar con el asfalto

La mayoría de los residentes de barrio se mostraron contentos con el anuncio de pavimento para las calles que se hizo la semana pasada, aunque alertaron sobre la falta de red cloacal.

La semana pasada el intendente Martín Soria elevó presupuesto municipal al Concejo Deliberante. Entre las obras que mencionó, anunció el asfalto para barrio La Rivera.

La noticia fue una sorpresa para todos los vecinos, ya que desde hace años vienen reclamando por obras que tengan que ver con el asfalto, cloacas o un espacio verde para las familias.

“La verdad que me sorprende para bien que se haya acordado de nosotros”, dijo una de las vecinas de barrio ribereño.

“Esto nos pone muy contentos. Vivimos llenos de tierra y en verano, con el paso de los que van al río no se puede respirar por la cantidad de tierra. Mi esposa es asmática y el polvillo le hace mal”, comentó don Jorge Troncoso.

Por su parte, Arnaldo Curilén, que vive justo en la doble curva del ingreso al barrio, se mostró conforme, aunque mencionó que “sería bueno contar con las cloacas antes”.

“Yo hasta que no lo vea no lo creo”, dijo Don Valdemar, que vive en una de las calles paralelas a la principal, Julio Armada.

Barrio La Rivera está rodeado de lagunas, acequias y desagües. Es por eso que la napa freática está a poco más de un metro de profundidad. Eso implica que los pozos ciegos son un dolor de cabeza para los más de 150 familias que residen allí.

“Para desagotarlo tengo que pagar como $1.200 por mes o cada dos meses, depende de la altura que tenga el río y las lagunas cercanas. Por eso sería bueno que coloquen las cloacas primero”, explica Arnaldo.

Pero hay algo que también genera dolores de cabeza a sus residentes y es la tierra en suspensión.

“Por acá pasan los camiones con fruta, los camiones del municipio que van al vivero, los colectivos y los que visitan el río durante todo el verano. Te imaginás el tierral que levantan. El regador?… Pasa cuando quiere”, se queja otro residente.

La calle Primeros Pobladores, que va desde la ruta 22 al barrio, está asfaltada, pero este se corta antes de ingresar al barrio.

Entre el asfalto y el ingreso al balneario municipal hay un kilómetro y medio, más otros 500 metros para llegar a un brazo del río. Autos que pasan rápido, calles y veredas angostas, hacen del barrio el lugar más peligroso y tediosos para transitarlo.

Una de las medidas para evitar la velocidad fue colocar lomos de burro. En total existen 10 a lo largo de calle Julio Armada, pero los vecinos dicen que el problema de la velocidad y la tierra no disminuye. Es por eso que la noticia de asfaltar esa arteria entusiasma a los vecinos, aunque aclaran que el problema de la velocidad será mayor.

“Si la asfaltan tendrán que poner badenes o lomos de burro, porque los fines de semana será un verdadero problema”, alertó María Ortega, refiriéndose a los vecinos que visitan el río y el balneario municipal.

Este medio quiso saber sobre las características y tiempos de dicha obra, pero no hubo respuestas del municipio.

Otros barrios mencionados por el Intendente para realizar obras fueron barrio Andrade; calle Malvinas Argentinas en barrio Belgrano, en barrio House Vial y Policiales, además de pavimentar Damas Patricias y Estados Unidos en Barrio Japonés. También fue mencionado la construcción del bulevar sobre calle Guemes, entre Jujuy y Mendoza.

Es imposible vivir acá por la cantidad de tierra. Mi esposa es asmática y esto le hace mal. Ojalá pongan el asfalto” Jorge Troncoso vecino de barrio La Rivera

  • Miles de personas llegan al balneario, pero antes deben atravesar la calle de piedra de barrio La Rivera.
  • La calle de barrio La Rivera es el ingreso obligado de miles de vecinos que van al balneario municipal o al río.

 

Comentarios