Vecinos de Alta Barda protestaron en ARSA por los desbordes cloacales

Vecinos se movilizaron hoy hasta las sedes de Aguas Rionegrinas y del municipio. Las cloacas volvieron a colapsar el miércoles.

“Venimos acarreando los desbordes cloacales desde hace tres años. Anoche fue una situación caótica. Nadie hace nada, ni municipio ni provincia”, se queja Facundo Baigorria.

La situación que describió ayer por la mañana ocurrió el miércoles por la noche en el barrio Alta Barda, donde volvieron a colapsar las cloacas y dos familias quedaron aisladas en sus viviendas.

Hartos de esa convivencia con aguas servidas y del riesgo constante a enfermedades, los vecinos decidieron movilizarse nuevamente, esta vez hacia las oficinas de la empresa provincial ARSA y a las puertas del municipio.

Hace diez días habían hecho visible su malestar frente a la casa del secretario de Servicios Públicos, Miguel Jaramillo, en J.J. Gómez.

Sin embargo, la falta de respuestas efectivas para sus problemas cotidianos potenciaron la bronca, que hoy al mediodía expresarán en el centro de la ciudad.

La concentración fue a las 12 en Orquídeas y El Ceibo, desde donde salieron en vehículos y desarrollaron un bocinazo, que llame la atención de los funcionarios de ambas estructuras.

Según describió Baigorria, “lo único que hasta ahora se ha hecho es aspirar los líquidos cloacales”, algo que no soluciona nada”.

“Ayer nos enteramos que hay una cámara que funciona con un motor para 10 mil personas”, agregó el hombre, advirtiendo también que esa estructura se encuentra sin una tapa firme, generando un riesgo adicional de accidentes.

Cabe recordar que los problemas se agravaron hace dos semanas, cuando los desbordes dejaron inundadas varias cuadras en el barrio ubicado en el extremo oeste de Roca.

En esa oportunidad desde ARSA indicaron que “la red cloacal del barrio fue ejecutada por la Municipalidad” y que una inspección permitió detectar que el derrumbamiento de la cámara ocasionó el aplastamiento y rotura de la cañería cloacal, imposibilitando el normal escurrimiento de los líquidos cloacales”.

El municipio informó esta semana que luego de labrar actas de infracción por los desbordes, se decidió presentar un amparo ambiental, porque la solución buscada por la firma provincial “que es precaria y no definitiva, no ha dado ningún resultado, al contrario, produjo nuevos desbordes en la estación elevadora afectando varias arterias del barrio”.

Comentarios