Universidad en crisis: ¿arranca el segundo cuatrimestre?

La Universidad Nacional del Comahue recibió parte del presupuesto para funcionamiento que se le adeudaba y ponía en peligro el segundo cuatrimestre, pero la situación dista de ser buena ya que al dinero que falta se le suma el paro de docentes, quienes no llegaron a un acuerdo salarial.

Antes de terminar el primer periodo de clases, el rector Gustavo Crisafulli alertó que Nación debía 66 millones de pesos y solo se envió el 50% de la partida de febrero.

Esta situación afectaba al área de funcionamiento, lo que implica servicios, investigación y bienestar (becas, comedores, residencias), pero la Casa de Altos Estudios había logrado sostenerse con recursos propios, lo que no podría hacer cuando retomaran las actividades.

A días de que termine el receso invernal, la novedad fue el envío de unos 14 millones de pesos según contó la secretaria general del gremio docente Adunc, Micaela Gomiz. La dirigente explicó que a la preocupación por la falta de presupuesto se le suma la paralización de las paritarias, que no se retomaron desde hace dos meses y se vencieron hace cinco.

Si bien las tareas administrativas se retoman el lunes 30, el paro de los docentes universitarios será desde el 6 de agosto, día en el que comenzaría la actividad académica, y se extenderá al 10, cuando se evaluará si la medida de fuerza continúa.

Implicará la suspensión de las mesas de exámenes y podría afectar el inicio de clases que en algunas Facultades fue programado para el 13 y en otras, para el 21.

Gomiz resaltó que la falta del pago total de la deuda marca que “no ha habido modificación en la política de ataque a las universidades públicas. Vamos a un inicio de segundo semestre absolutamente conflictivo en un marco de un ajuste más general, de los pactos que se cierran con el FMI, con una inflación desbocada, con el gobierno poniendo por decreto a las Fuerzas Armadas a ‘colaborar’ en la seguridad interior», dijo.

«Tenemos mucho conflicto social y económico que en las universidades trae afectaciones concretas, tanto a los trabajadores como a los estudiantes, no sólo por la deserción que implica el ajuste sino por las clases y las actividades”, concluyó.

Comentarios