Una pequeña pérdida que primero fue un río y luego una gran laguna

Durante el fin de semana una pequeña pérdida de agua proveniente de una conexión domiciliaria, en barrio San Cayetano, terminó generando una enorme laguna. Muchos litros de agua potable corren por una cuadra y concluyen en una esquina ubicada pocos metros de plaza Gerli.

«El derrame comenzó el domingo y si bien se acercó el personal de Aguas Rionegrinas, solo miraron y se fueron. No hicieron ningún arreglo porque el agua continúa saliendo», señaló una vecina de la cuadra.

La pérdida de líquidos proviene de un complejo de departamentos ubicado sobre calle República de Líbano, entre Colombia y Surinam. Y es justamente en esta última esquina donde el agua queda estancada.

Al tratarse de un derrame de pocas dimensiones el servicio de agua potable no se encuentra afectado, aseguró otra de las vecinas. Sin embargo la mujer solicitó que se realicen las tareas correspondiente para detener el derroche de tantos litros de agua potable.

Comentarios