Una llamada telefónica y la más miserable de todas las estafas

«Buenos días, estamos llamando desde Anses para confirmarle que ha logrado acceder al Ingreso Familiar de Emergencia«, así, amablemente, el sujeto inicia la comunicación el sábado por la tarde, con una vecina de Padre Alejandro Stefenelli.

En medio de la necesidad y la emergencia social que desató la pandemia en los sectores más vulnerables, una llamada de estas características resulta un alivio frente a tanto padecimiento. A pesar de lo dudoso del llamado la mujer acepta continuar la charla y rápidamente el supuesto operador, la invita amablemente a asistir “sola” al cajero del banco con el cual opera en nuestra ciudad. Allí le pedirá distintos datos para consumar el clásico cuento del tío.

Así comenzaron la miserables estafa que un grupo de delincuentes -identificados con números telefónicos de la provincia de Córdoba- lanzó el fin de semana en Roca y que se ha repetido al menos en cinco oportunidades, según la información que recibimos en La Comuna.

Para corroborar el dato, el periodista de este medio se hizo del número telefónico y se contactó con el supuesto operador marcando el 351-290 0801. En medio de la comunicación, le explicó que estábamos llamando de un medio regional para elaborar una noticia sobre el delito que estaban cometiendo.

Obviamente que tras una catarata de insultos, el sujeto -quien había dado una dirección falsa de Anses y supuestos datos sobre el cargo que ocupaba en ese organismo- finalmente cortó la llamada.

Ayer, en contacto con este medio, el legislador del FdT, José Luis Berros acercó otras cuatro denuncias que sólo en el día de ayer había recibido de distintos vecinos casi con una metodología similar.

«Les pedían que se acercara al banco Nación para hacer el cambio de clave del cajero y en otros que los ayudaban y le gestionaban la clave de Anses. Pedían el DNI, y les aseguraban que ellos iban a gestionar todas las cuestiones referidas al Ingreso Familiar de Emergencia y la Ayuda Universal por Hijo«, explicó el diputado, quien pidió a los vecinos no brindar información de ningún tipo a personas que se contactan de manera telefónica.

Es que los delincuentes no sólo que buscan de hacerse de los datos personales sino que luego se hacen del dinero que cada beneficiario tiene en la cuenta o esperan pacientemente a vaciarlas cuando se genere algún ingreso.

En este caso, todos los beneficiarios aseguraban que las llamadas partían desde el número ‪351 3873279‬.

Hace unos días, desde Anses explicaron que de acuerdo con las denuncias recibidas, los falsos empleados del organismo ofrecían supuestas ayudas para cobrar el beneficio del IFE, por 10.000 pesos en el mes de abril, cuando se trata de un trámite personal y gratuito que no requiere realizar pago alguno.

Los consejos de la Unidad Fiscal Especializada de la Investigación Criminal Compleja (Ufecri) para evitar las estafas telefónicas y "cuentos del tío".

«Estos supuestos gestores o intermediarios detectados en Misiones, Tierra del Fuego/La Plata, Salta, Berazategui y Ostende (provincia de Buenos Aires), pretendían obtener datos de las cuentas bancarias de beneficiarios del IFE o ​cobrar un canon para facilitar los trámites, simulando ser agentes del organismo», detallaron a través de una comunicación emitida a principios de mes.

Desde ese organismo habían efectuado todas las denuncias a la Justicia para intentar cortar con la serie de estafas que afectaban a cientos de personas.

Comentarios