Una jauría de perros les destrozó los neumáticos del auto y las persiguió por más de 30 cuadras

Dos jóvenes hermanas de nuestra ciudad vivieron el fin de semana un verdadero «calvario» en la zona céntrica cuando fueron atacadas por una jauría de perros que les destrozó los dos neumáticos del auto y las persiguió durante más de 30 cuadras.

Más información: Perros descontrolados; municipio evaluará cuáles son los violentos

La increíble pero repetida historia ocurrió entre la noche del sábado y la madrugada del domingo cuando salieron a cenar a un céntrico local que se encuentra ubicado en avenida Roca entre 9 de Julio y Tucumán.

La placentera velada terminó cerca de las 3 cuando decidieron subir al auto Toyota Etios que se encontraba estacionado sobre calle Tucumán, a pocos metros al este de avenida Roca.

Una vez que ascendieron al vehículo y lo pusieron en marcha rápidamente se acercaron entre cuatro y cinco perros que comenzaron a ladrar alrededor del automóvil. Pero las dos mujeres en ningún momento imaginaron que la situación las iba a sobrepasar rápidamente.

Es que una vez que pusieron en marcha el vehículo, los perros comenzaron a tornarse cada vez más violentos. Fue así que comenzaron a ladrara alrededor del automóvil y a morder los neumáticos.

Ante la embestida, la conductora decidió salir en marcha y tratar de dejarlos atrás pero la maniobra parece haber enfurecido todavía más a los animales.

«Bajamos por Sarmiento hasta 9 de Julio y nos fuimos hasta calle Don Bosco«, explicó la conductora quien aclaró que ella reside a pocas cuadras pero tenía temor de volver a su casa con esa cantidad de perros ladrando a su lado.

Lo increíble del caso es que siguió hasta calle Moreno y volvió a bajar por Sarmiento para tratar de perder a los enfurecidos perros que seguían corriendo al lado del vehículo y mordiendo los neumáticos que a esa altura ya estaban destrozados.

«Incluso había uno delante que zigzagueaba que no me dejaba conducir. Yo no quería acelerar mucho para no lastimarlos», dijo la conductora quien todavía se encontraba sorprendida por el increíble suceso ocurrido el fin de semana.

Pero el periplo no terminó allí. Es que en ese momento decidieron ir a una estación de servicios para pedir ayuda por lo que de Sarmiento retomaron por Alsina hasta calle avenida roca para dirigirse a una que está ubicada en inmediaciones a la Ruta Nacional 22.

«A esa altura el auto hacía mucho ruido. No quería parar porque si lo hacíamos tenía miedo que no volviera a arrancar y que los perros mantuvieran su actitud», dijo.

Finalmente, unas cuadras antes de llegar a la estación de servicios YPF los perros abandonaron la persecución por lo que las dos mujeres lograron llegar finalmente a su casa en medio del temor que les dejó el inesperado ataque de los animales.

«Sabemos que no es la primera vez qué pasa. Es peligroso. Espero que la Municipalidad de General Roca tome cartas en el asunto porque esos perros están sueltos en la zona céntrica y son peligrosos. Esta vez, el saldo fueron dos gomas destrozadas, el susto que pasamos y el perjuicio que implica quedarse sin auto hasta que se solucione (sin contar gastos de reposición de las gomas). Pero puede pasar algo peor como que muerdan a alguien u ocasionen algún accidente», detalló la joven.