Un «puente» de basura: crece el maltrato al Canal Grande

Se formó durante los últimos días a la altura de J.J. Gómez. Desde el Consorcio de Riego aseguran que los residuos vienen desde Allen.

Los responsables de la red reclaman más controles a los municipios valletanos, para evitar que se formen barrios en las zonas linderas al curso de agua.

Cientos de botellas, animales muertos y restos de una vieja heladera flotan sobre el Canal Grande, debajo del puente que comunica J.J. Gómez con Alta Barda, en Roca.

Es un bloque de 30 metros de largo por casi dos de ancho y 30 cm de espesor. La lama que suele haber debajo del viejo puente hace que todo tipo de basura que viene del oeste quede atrapada.

¿De dónde salió tanta basura de repente? ¿Y quién se encargará de limpiarla? La primera pregunta es más fácil de responder, la segunda, por ahora es incierta.

Desde el Consorcio de Riego de Roca, manifestaron que la situación -advertida a “La Comuna” por un vecino- también les fue comunicada, pero informaron que la limpieza no es competencia de este organismo, ya que corresponde al Consorcio de Riego de Segundo Grado, cuya presidencia este año está en manos del Consorcio de Cinco Saltos.

Desde allí, su presidente Benito Castillo, culpó de estos problemas al municipio de Allen. “Ellos permiten asentamientos irregulares cerca del canal principal y la gente tira toda su basura al canal. Ellos deberían ir a limpiarlo”, se quejó al tiempo que agregó que hay gente que vende terrenos ubicados en la margen del canal y “eso es avalado por los gobiernos”.

Hasta una heladera quedó debajo del puente de Félix Heredia. (Foto: Emiliana Cantera)

“La Comuna” se comunicó con el Consorcio de Riego de Allen, donde confirmaron que existen problemas con la basura que se tira, no sólo al canal, sino a las acequias y desagües.

“Continuamente recibimos denuncias de la gente que nos informa sobre la basura en los canales, pero nosotros sólo tenemos jurisdicción en los canales secundarios y terciarios. Del canal grande se encarga el Consorcio de Primer Grado”, dijo la secretaria del Consorcio allense.

Consultada sobre barrios que se estén formando a la vera del canal principal, comentó que son una constante y que tiene que ver con una problemática social.

“Son muchos los lugares donde se están armando asentamientos. Desde el barrio Albisu hasta Belgrano y de allí a Colonia 12 de Octubre, donde están los hornos de ladrillos, pero el canal también pasa por la zona urbana, donde tampoco hay conciencia de protección del agua”, describió.

Finalmente recordó que existe una reglamentación que indica que no puede haber viviendas a menos de 15 metros de la margen del canal, aunque no siempre se cumple.

De todos los consultados, nadie dijo quién se haría cargo del problema, por lo que la basura se seguirá acumulando debajo del puente de Gómez.

La administración del Canal Principal de Riego es responsabilidad del Consorcio de Segundo Grado. Los canales secundarios y desagües están bajo la órbita de los consorcios locales.

Ver nota relacionada: Un televisor en el río motivó una jornada de limpieza

Análisis: Contaminación visible e invisible

La falta de conciencia se hace evidente ante los materiales que se ven flotando, como botellas, electrodomésticos, etcétera, no sólo en los canales, sino también en el río Negro.

A primera vista aparecen como culpables los residentes en calles ciegas o cercanas al canal, pero también existen otros responsables de la contaminación de los sistemas hídrico y de riego, con residuos que no se ven.

Tomar conciencia del cuidado que deberían tener los cursos de agua no es sólo privativo de los que viven en las márgenes de ríos y canales, sino de toda una sociedad que aún no se da cuenta que gracias a esos cursos de agua tenemos vida en el Alto Valle.

 

Comentarios