Un paraíso «verde» poco cuidado por los veraneantes en Paso Córdoba

Es un brazo del río Negro repleto de árboles, césped en su playa y aguas más tranquilas. Sin embargo falta mantenimiento de calles y los autos ocupan gran parte del sector.

“Esto parece a un pedacito de selva”, dice un turista que llega por primera vez al lugar, mientras mira los grandes árboles que están frente a la playita. “Sólo falta que aparezcan los monos”, se ríe, para luego tirarse un clavado en uno de los brazo del río Negro.

El hombre hace referencia a un rincón escondido en el Area Protegida de Paso Córdoba.

Para llegar allí hay que cruzar el Puente de Paso Córdoba y tomar una calle rural, rodeada de alpatacos, jarillas y zampas.

El fuego del asado de los fines de semana debilitó un árbol que luego el viento tiró. Pocos cumplen con el cuidado del lugar.

Las lluvias de verano suelen dejar ese camino en muy malas condiciones, ya que el agua busca el río cercano, generando zanjones en la calle. Pero cuando no llueve tanto, como en esta temporada, el camino se vuelve polvo y el constante paso de vehículos genera grandes pozos.

“Este lugar es hermoso, lástima que la gente lo está descuidando con la basura que deja y el fuego que hace”

Visitante de Cipolletti

La semana pasada una camioneta Partner, volcó al toparse con uno de los pozos. A bordo iban varios niños que salieron ilesos del accidente.

Pero no sólo la calle principal está en mal estado, sino el camino, de una sola mano, que nos lleva hasta la “isla verde” como también se la conoce.

Son unos 300 metros casi interminables por zona de pozos, piedras y hondonadas. Finalmente se llega a una larga y hermosa alfombra verde que da la bienvenida a un paisaje, que parece de otro lugar.

Autos que llegan al río

La zona tiene una playa de césped, siempre verde, pero que lamentablemente se ve ocupada en su mayor parte por vehículos, cuyos conductores quieren dejarlo lo más cerca del agua, impidiendo que otros puedan instalar una sombrilla o reposeras.

El mal estado de la calle principal, provocó un vuelco hace una semana.

“Hace algunos años quisimos poner un límite a los autos y nos fue mal. Nos insultaron en todos los colores”, dijo uno de los guardias ambientales.

Sin duda que todo control genera un malestar, pero si hay intenciones de cuidar tan bello lugar, deberían realizarse algunas acciones que impidan que los autos lleguen hasta la zona de playa, algo que sí se hizo al este del puente de Paso Córdoba y que permitió recuperar una zona que estaba siendo destruida por los visitantes.

La “isla verde” o el “bosquecito” cuenta con cartelería donde se informa sobre lugares donde estacionar, no hacer fuego, cuidar la vegetación, acceso restringido a mascotas y sobre todo regresar con la basura propia.

Fuego y basura

Otro problemas son los que dejan su basura colgada de los árboles, a pesar que el municipio ha instalado algunos tachos de basura.

Si bien en este sector se puede hacer fuego, durante varios años algunos lo hicieron al pie de un gran árbol. El último viento fuerte sobre el valle terminó tirando lo y se perdió un gran espacio de sombra y vegetación.

En tiempos de calentamiento global, de contaminación extrema, de incendios forestales, los visitantes del río y el Estado municipal deberíamos tomar mayor conciencia, llevarnos la basura que generamos, no hacer fuego bajo los árboles, no invadir con autos la playa y crear espacios para un mejor ordenamiento del tránsito, además de realizar mantenimiento de las calles. El tiempo dirá si podemos hacer algo tan simple para seguir disfrutando de un bello lugar como “isla verde”.

“No vamos a modificar el lugar”

En diálogo con La Comuna, la directora de Medio Ambiente, Laura Juárez, aseguró que los carteles de estacionamiento existe, pero nadie los respeta.

También criticó la actitud de las personas que realizan fuego, cuando está prohibido y sobre todo a aquellos que han quemado árboles para el asado. “Ya llevamos 15 actas de infracción”, informó.

Vamos a mejorar la calle principal, pero si hay trabas para llegar al río, para mí mejor. Es un área natural”

Laura Juárez, directora de Medio Ambiente

En cuanto al estado de los caminos, adelantó que próximamente se enviará una máquina a mejorar la calle principal, pero no el camino que conduce al río. “Si vamos a pasar la máquina a la calle, pero “el bosquecito” es un sector natural que no queremos modificar en absoluto. Esta es una zona natural. Y si hay trabas en los caminos para poder pasar, para mi mejor”, afirmó la funcionaria.

  • 15 actas se labraron durante enero en la zona de la ribera del río Negro, varias por hacer fuego.
  • 25 bolsones de basura se sacan por día a lo largo del río. La gente no se lleva sus propios residuos.

Comentarios