Tres años sin Claudia Segura: sobreviviendo al dolor

Los recuerdos fueron como puñales en el pecho en cada momento que Claudia dejó ver su ausencia. El reloj se paró el 17 de enero de 2017 y las pisadas de plomo retumbaron por las paredes de la casa. Las habitaciones se inundaron de nostalgia porque lo que fue, ya no será. El dolor y la tristeza obligaron a un hombre viudo con tres hijos, a cambiar su vida. Reconstruir desde las cenizas ese hogar deshecho en Mosconi, para recobrar fuerzas y salir adelante.

Así fueron los últimos tres años para los Canale-Segura. 1095 días sin consuelo para la familia que no sólo cargó con el dolor por la pérdida, sino que se quedó sin sostén económico.

Hoy viernes 17 de enero se cumple un nuevo aniversario de la muerte de Claudia Segura, la vecina del barrio ribereño que falleció en manos de Oscar de Piano, el hombre que la atropelló mientras manejaba con 3,2 gramos de alcohol y a 130 kilómetros por hora, en el Paseo del Bicentenario.

En el tercer aniversario de su muerte, De Piano -quien pasó más de dos años preso- salió de la cárcel con el beneficio de libertad condicional tras haber cumplido con los requisitos legales de tiempo y calificaciones. Hace dos semanas volvió a su casa bajo estrictas reglas de conducta.

Para la familia Canale fueron tres años de duelo, de marchas en pedido de justicia, de atravesar un proceso judicial que por momentos se dilató y las últimas audiencias en las que a De Piano le otorgaron los beneficios previstos por Ley.

“El caso ya cerró su etapa. Nos duele mucho que esta persona quede en libertad en tan pocos años pero la justicia es así, lamentablemente. Di todo lo que tenía que dar”, aseguró Claudio Canale, el viudo de Claudia, y comentó que el domingo 19 se reunirán para repintar la estrella amarilla de Claudia.

Junto a sus hijos Santiago (18), Giuli (14) y Lautaro (9), Claudio dejó la casa de Mosconi hace ocho meses. Se mudaron al casco céntrico de Roca con la idea empezar una nueva vida luego de que el padre de familia consiguiera, hace sólo cuatro meses, un trabajo estable. Todo se fue acomodando lentamente, los chicos pudieron mantenerse en la escuela y Claudio entró al Municipio a la Secretaría de Obras Públicas, área de Pavimentación.

“Estamos mejor que hace un año atrás, que estábamos complicados porque no me pagaban en mi trabajo y no sabía de donde sacar plata para darle de comer a los chicos”, comentó el hombre en una entrevista con La Comuna. Es que la muerte de Claudia no solo dejó un dolor, sino un vacío en el hogar, ya que ella se encargaba de los chicos y además generaba un ingreso que sostenía el hogar.

Ver más: Caso De Piano: “Da bronca e impotencia saber que la justicia no existe”, dijo el viudo de Claudia Segura

“El primer año fue espantoso. Me dieron los tres días por el fallecimiento de Claudia y después había semanas que no dormía, porque tenía que lavar la ropa, planchar, cocinarles, dejarles comida para otro día, estaba en el trabajo y pedía diez minutos para cambiarlos y llevarlos al colegio”, contó el hombre sobre el brusco cambio en la dinámica familiar.

“Él está disfrutando de su vida, su señora; y mis hijos lamentablemente tienen que seguirla llorando hasta el final, van a sufrir hasta ese día. Ese dolor, no lo repara nada”, aseguró Canale consultado.

Uno no piensa que le va a pasar, hasta el día que te toca. El dolor es grandísimo. Tratás de seguir y lucharla hasta que se haga justicia”

Claudio Canale, viudo de Claudia Segura

En este tercer aniversario, Canale cuestionó el rol del Estado y sobre todo el de la justicia, pero no por los beneficios a De Piano; sino por el abandono hacia su familia y todas las familias que sufrieron una pérdida por siniestros viales.

“De Piano tuvo su condena, le dieron la posibilidad de estudiar en la cárcel y esos son los beneficios que tienen las personas que están detenidas. Es como que tienen más beneficios que las víctimas, porque hasta el día de hoy a nosotros ni siquiera nos preguntaron como estaban los chicos, si estaban bien, si seguían el colegio. Del lado de la justicia estuvimos desamparados totalmente”, se quejó.

Una de las primeras marchas por justicia en 2017, a tres meses del accidente. (Foto: archivo)

Ahora, el hombre participa en la ONG Estrellas Amarillas realizando acompañamiento a familias de víctimas de accidentes de tránsito. “He visto a muchas familias en Roca que no tienen ninguna ayuda, quedan desamparadas. Nadie sigue a la familia después. Hay casos que quedan en la calle porque fallece una persona que es sostén de familia”, comentó el hombre.

Desde el inicio, este caso estuvo rodeado de apoyo social, movilizaciones de familiares y amigos junto a esta organización no gubernamental, que pelea por los derechos de los familiares y víctimas; y por declarar la emergencia vial.

Demanda civil

Ahora, esperan novedades respecto a la demanda civil, en la que la familia podría recibir un resarcimiento económico por el daño. “De última que le den algo a los chicos. Yo ya les dije que se lo repartan entre ellos, lamentablemente será eso lo que les pudo dejar la madre”, concluyó con tristeza.

Quién era Claudia, una entre las 98 víctimas fatales del 2017

Claudia Segura nació en Ezeiza, Provincia de Buenos Aires y hoy tendría 35 años. Era una mujer muy dedicada a sus hijos, a su casa, a su trabajo. Trabajó como empleada en varios lugares, en la bodega Agrestis, en casas de familia, en Funbapa. Trabajó un tiempo en Cervantes, donde viajaba en moto todos los días a las 6 am.

Claudia Segura hoy tendría 35 años. Al momento de su muerte tenía 32. (Foto: gentileza)

A sus hijos siempre les enseñó valores, la importancia e de estudiar y trabajar para ganarse la vida. “Era una mujer muy luchadora. Ayudó a levantar la casa, fue por esfuerzo propio que levantamos la casa. Siempre nos demostró luchar y es lo que estamos haciendo, no bajar los brazos y seguirla peleando”, confesó su esposo Claudio.

Libertad con acuerdo y bajo reglas: no podrá conducir hasta el 2029

El juez de Ejecución Penal Juan Pablo Chirinos habló con La Comuna a dos semanas de haber autorizado la libertad condicional de Oscar de Piano, con acuerdo de la fiscalía y la querella. Dijo que, además de que tenía la “calificación” que necesitaba (9 en conducta y 7 en concepto), “la fiscalía y la querella estaban de acuerdo, porque reunía los requisitos legales”, explicó.

“No era una decisión que judicialmente fuera controvertida porque las partes estaban de acuerdo. Después, si estamos o no de acuerdo con la Ley, es un problema legislativo”, opinó Chirinos.

El juez Juan Pablo Chirinos dialogando con los padres de Claudia y Claudio Canale, en una audiencia en 2019. (Foto: archivo)

Ahora, hasta que se cumplan los 5 años y 6 meses de pena, De Piano estará vigilado y tiene que cumplir reglas. Además, explicó que tiene una inhabilitación para manejar por diez años que empieza a regir desde el día que recupera la libertad. Por lo tanto, hasta el 30/12/2029 no podrá manejar ningún vehículo.

Todos los internos son tratados igual, no hay niguna diferencia. Sólo que De Piano tuvo publicidad”

Juan Pablo Chirinos, juez de Ejecución Penal

Ver nota relacionada: Libertad condicional: ¿Cuántos “De Piano” hay en la zona?

Contención psicológica

Consultado sobre atención psicológica hacia la familia Canale dijo que le ofrecieron contactarlo. “Tiene que venir, pedirlo y vemos como lo efectivizamos”, apuntó el juez ya que es un derecho de la víctima recibir asistencia de la Oficina de Atención a la Víctima (Ofavi), del Ministerio Público Fiscal.

Accidentes de tránsito: la causa de muerte violenta más común

La causa de muerte violenta más importante en Río Negro son los accidentes de tránsito, según indicó el juez Chirinos y que además, constituyen un delito, por más de que no figuren entre las estadísticas de homicidio.

En la provincia, aumentó un 55% la cantidad de víctimas fatales por siniestros viales de 2017 a 2018. Mientras que en 207 hubo 98 muertes, en 2018, 152.

“En general como sociedad no le damos la importancia (al tránsito). Ves todos los días gente en moto sin casco, sin cinturón de seguridad, las infracciones de tránsito están en todos lados, nadie respeta la velocidad en las rutas”, aseguró el juez y pidió trabajar en prevención vial.

No dejó de hablar sobre el estado de los caminos. “La situación de la ruta de aca a Cipolletti es criminal, no se mata más gente porque es un milagro y ahí es una cuestión de Estado, la ruta misma produce accidentes”, dijo.

La categoría más alta de muerte violenta en contexto de delito son accidentes de tránsito, por lejos…”

Juan Pablo Chirinos, juez de Ejecución Penal

A su entender, la salida de fondo a esta problemática pasa por prevención, políticas públicas de educación y no por endurecimiento de las condenas o del sistema carcelario.

“Es una mentira que es si yo subo la cantidad de pena (al que maneja borracho y mata a una persona) va a disminuir la cantidad de gente que maneja borracha. Yo puedo subir la pena y eso no va a hacer bajar el delito”, aclaró.

“La disminución de muertes por accidentes de tránsito en los países desarrollados nunca pasó por subir las penas, sino pasó por campañas en serio”, concluyó el juez Chirinos acerca del debate social abierto.

Comentarios