Timoteo, sin pensión y sin trabajo mientras se trata por el tumor en su nariz

El hombre está vendiendo sus pocas herramientas para comprar alimentos. El tratamiento en su nariz debe continuar.

Timoteo Alsina, el hombre de Stefenelli que perdió media nariz por un cáncer, debe ser derivado a otra localidad. Espera por una pensión o subsidio ya que está vendiendo sus herramientas para comer.

Hace dos meses este medio daba a conocer la historia de don Timoteo, un vecino de Roca de 66 años que vive en una precaria vivienda de Stefenelli.

En el 2012 le diagnosticaron un cáncer de piel en la nariz y a pesar de algunos intentos para que lo operaran, la cirugía recién se concretó hacia mediados de junio pasado.

La espera de siete años le fue generando una grave infección que literalmente lo dejó con la mitad de su nariz.

Ver más: Timoteo fue operado de la nariz con éxito luego de 7 años de espera

Luego de varias semanas de internación, Timoteo volvió a su casa, con un parche y con la estricta indicación de no realizar esfuerzos, según comentó a “La Comuna”.

Según se indicó desde el hospital, el cáncer llegó a lugares más profundos por lo que debe someterse a otro tipo de tratamientos que se realizan con especialistas.

Me dijeron que me van a trasladar a Buenos Aires, Bariloche o Neuquén. Ojalá que sea en Neuquén para estar cerca de mi familia”, dijo Alsina.

Mientras el tema se resuelve, Don Timoteo se mostró muy preocupado porque no puede generar recursos para su sustento.

“La verdad es que la estamos pasando muy mal. Estoy vendiendo lo poco que tengo, hasta las herramientas que tenía para trabajar, sino en casa no comemos»

Timoteo Alsina

Antes de la cirugía vivía de cortar leña en invierno y de arar la tierra para la producción de verduras en verano, pero con un cáncer avanzado y una profunda herida en la nariz, no puede realizar ninguno de estos trabajos.

Por otra parte, recordó que cuando su historia salió en el diario, lo fueron a visitar desde Desarrollo Social de la Provincia, prometiéndole una pensión.

“Me dijeron que iban a ayudarme, pero ahora dicen que no pueden, que faltan papeles, que la casa donde vivo no tiene dirección exacta y no sé qué más»

Timoteo Alsina

En las últimas horas, Timoteo realizaba distintos trámites, ayudado por personal del hospital, para conseguir algún subsidio que le permita alimentar a su familia.

La salud de Don Alsina es delicada y seguramente será derivado a otra localidad, dejando sola a su esposa que padece problemas respiratorios, un hijo mayor con retraso madurativo y otra hija con limitaciones para trabajar. Todos ellos dependen de la salud y el trabajo de Timoteo.

Comentarios