Soria subió también la vara y generó presión en la paritaria provincial

El Municipio roquense acordó con los gremios un aumento del 19% sólo hasta septiembre. Desde el FpV rápidamente aparecieron las comparaciones.

Esta tarde se realizará la tercera ronda de debate entre el gobierno rionegrino, ATE y UPCN.

Con un ojo en el presupuesto y el otro en el escenario preelectoral. Así están avanzando las paritarias del Estado, que hoy tendrán una nueva jornada importante, a partir de las reuniones entre el gobierno rionegrino y los gremios ATE y UPCN.

Un factor ajeno a la gestión provincial sumó presión al escenario de negociaciones. El intendente Martín Soria acordó ayer subas del 19% en los sueldos de los trabajadores municipales de Roca, sólo para los primeros nueve meses de este año.

La cifra podría ser superior –llegando a las acordadas por otros intendentes del FpV– porque en el último trimestre habrá nuevas negociaciones con los cuatro sindicatos locales.

El gobernador Alberto Weretilneck seguramente tomó nota y deberá plantear hoy un esquema que evite las rápidas comparaciones que buscarán instalar desde el entorno de Soria, en su proyección provincial para el 2019.

La última oferta para los estatales rionegrinos fue del 15% en tramos y una suma fija adicional de 1.500 pesos.

La propuesta que recibió el lunes la Unter, llegando al 19% de suba para algunos sectores, alimentó las expectativas del resto de los gremios de superar por varios puntos el techo que el gobierno había fijado en el inicio de las paritarias.

Cómo se llegó al acuerdo

El aumento firmado por el gobierno roquense y los gremios ATE, Soyem, UPCN y ATM llegó al 19%, con dos componentes diferenciados.

Un 15% surge de tres subas iguales en mayo, julio y septiembre, en tanto que el 4% restante corresponde a este primer trimestre y estaba acordado desde la última paritaria del 2017. En noviembre del año pasado se estableció un 7% adicional para el período enero-marzo del 2018.

De ese total, el 3% se pagó en enero para sumarse al 22% otorgado inicialmente y cubrir así la inflación 2017. El otro 4% quedó a cuenta de la pauta 2018 y fue lo que se incorporó al acuerdo de ayer.

La secretaria de Gobierno de Roca, Andrea Cornejo, manifestó su conformidad y describió que “la reunión finalizó con una demostración de aplausos por parte de la totalidad de los representantes gremiales y felicitando al señor intendente”.

Por su parte, Daniel Villanueva secretario gremial de ATE, confirmó que hubo aplausos pero “porque cuando cosas de esta naturaleza, los que ganan son los trabajadores”.

“Lograr un aumento de esta magnitud en este contexto económico nacional es algo que está bueno y merece un aplauso”, expresó.

El dirigente indicó que las reuniones fueron tirantes pero aún así, siempre hubo buen diálogo. “Primero ofertaron el 15%, luego se estiraron al 16% y finalmente, después de un tire y afloje, acordamos el 19% que nos viene muy bien”, agregó.

Desde el Ejecutivo municipal aseguraron que pudieron llegar a este acuerdo “gracias a que el municipio tiene las cuentas en orden, lo que nos permite superar el techo que intentaron poner tanto el gobierno nacional como el provincial”.

“Yo creo que si algunos organismos nacionales o provinciales se llegan sentir presionados por este acuerdo debe ser por algo. Tendrán sus motivos y tendrán que rever sus cuentas para ver qué tipo de incremento dan”, indicó Cornejo.

  • Los municipios del FpV otorgaron las subas más altas hasta el momento: 22% en Choele y alrededor del 25% en Cervantes y Luis Beltrán.

Nuevas prioridades en la agenda del gobierno y una duda: ¿UPCN se presenta?

La convocatoria gubernamental a los gremios para hoy confirman un giro en las prioridades, pues la primera reunión será con la conducción de ATE, liderada por Rodolfo Aguiar.

La ronda de las anteriores se inició con UPCN aunque su secretario general, Juan Carlos Scalesi no participó en ninguna.

Además, el último fin de semana, en declaraciones a “Río Negro”, Scalesi lanzó fuertes críticas al gobernador Alberto Weretilneck, transparentando el mal momento del vínculo entre ellos. Incluso, anoche, trascendió la posibilidad que la representación upeceísta no concurra al llamado de hoy.

La semana pasada, Scalesi dialogó –telefónicamente– con los ministros Agustín Domingo y Luis Di Giacomo y ambos transparentaron avanzar en un acuerdo semestral, anexado a un incremento por la diferencia de la pérdida del poder adquisitivo.

Esas conversaciones no avanzaron, pues Weretilneck no habilitó a profundizar esa vía de diálogo, a pesar que el mandatario el lunes cuando habló con la prensa procuró restarle importancia a los cuestionamientos de Scalesi.

 

Comentarios