Soria se comparó una y otra vez con AW para vaticinar: “cada vez falta menos”

En poco más de una hora, el intendente Martín Soria dijo 11 veces la frase “palabra empeñada, palabra cumplida”.

La repetición dejó en claro cuál era la intención central del discurso de apertura de sesiones que protagonizó este mediodía en el Concejo Deliberante: marcar diferencias con Nación y Provincia, desde donde lanzan “discursos marketineros, intentando ocultar lo mal que gobiernan”.

Y posicionado desde ese lugar, enumeró una larga lista de obras prometidas e inauguradas el año pasado, además de anunciar proyectos que se habilitarán este año. Entre los más importantes, destacó una nueva ampliación del Paseo del Canal Grande, esta vez desde San Juan hasta Damas Patricias.

Soria habló como intendente, pero también como candidato a gobernador. “No nos amarguemos, cada vez falta menos”, les pidió a los presentes en el recinto de Avenida Roca y Villegas cuando criticaba a la gestión de Alberto Weretilneck.

Al gobernador y su equipo los llamó “inútiles”, “irresponsables” e “incapaces”, asegurando que “despilfarraron siete años para que hoy Río Negro esté peor que antes”.

Sobre el gobierno nacional también fue crítico. Se quejó porque con las 231 Viviendas “nos hicieron dar mil vueltas pero siguen paralizadas” y porque los anuncios sobre la ejecución del plan director de agua y cloacas “son todas mentiras”.

Y previendo que algún medio no publicaría el por qué de sus críticas, dijo que “la verdad siempre les duele, a los mentirosos y sus cómplices”.

Superávit y el “hit del verano”

Soria empezó su mensaje reprochando los cortes prolongados de luz, por segundo verano consecutivo y concluyó que “como todo lo que hacen” desde la Provincia, “la costosa solución definitiva duró menos de un mes”.

Luego de celebrar porque la Ruta 22 no tendrá murallas, desplegó las comparaciones.

“Tenemos la obligación de seguir marcando la diferencia. Nuestros puentes no son invisibles. Nuestro crecimiento no es invisible y para hacerlo no tenemos que endeudar a las futuras generaciones como hace el gobernador”, afirmó.

“Vamos a seguir siendo prudentes, administrando y gestionando de la misma manera. Este año 2018 a pesar de la cantidad de obras, vamos a volver a cerrar el balance con superávit, con ahorro, sin deuda. Se puede administrar de otra manera. Llevamos 15 años consecutivos así. Por eso Roca no se detiene”, sostuvo desde el atril.

En el cierre de su mensaje valoró a los vecinos, porque “están cumpliendo con las tasas y nosotros estamos devolviendo con obras, rindiendo cuentas, sin temer a la comparación”.

“Esa es la diferencia. Podemos dar la cara ante nuestros vecinos mientras que otros tienen que hablar enjaulados por vallas al ritmo del hit del verano”, finalizó.

Comentarios