Soria recibió a Álvarez para bajar decibeles en el Concejo

El intendente, Martín Soria, recibió esta semana en su despacho al concejal vecinalista Mario Alvarez.
La reunión sirvió para distender la relación entre el oficialismo y la oposición en el Deliberante, luego de dos fuertes encontronazos durante marzo.
Álvarez se cruzó fuerte con los representantes del FpV por el Código de Tránsito y por el proyecto que aprobó la designación del Espacio de la Memoria del Concejo con el nombre de Patricio Dillon. La intención del concejal era que ese lugar institucional no llevara el nombre de sólo uno de los desaparecidos roquenses durante la dictadura, sino que se contemplara un homenaje integral para los siete vecinos de la ciudad que padecieron las atrocidades del gobierno militar.
“Conversamos y avanzamos para tener una reunión la semana que viene con los concejales del FpV y tratar de establecer pautas de trabajo que permitan hacer las cosas bien y que no se repitan errores, que en definitiva lo único que hacen es trabar el funcionamiento del Concejo”, explicó el edil a “La Comuna”.
Esos errores aludidos tienen que ver con el Código de Tránsito, cuyo proyecto está en revisión por parte del Ejecutivo, con altas chances de sufrir un veto parcial.
Álvarez concluyó describiendo que fue una reunión “tranquila, amable, y en la que pudimos escucharnos”.
Soria confirmó hoy a “La Comuna” que la reunión fue en esos términos, agregando que también se analizó el escenario político local, provincial y nacional.
Para el intendente y candidato a gobernador del FpV se trató de la segunda reunión pública en menos de una semana con un dirigente opositor.
El miércoles de la semana pasada había recibido en su despacho a la senadora nacional Magdalena Odarda.

Comentarios