Solidaridad: construyeron una rampa para que «Cami» pueda subir al escenario y recibir su diploma

Nunca habían cruzado demasiadas palabras ni tampoco habían compartido espacios de encuentro o de trabajo. Sin embargo, la solidaridad los unió y fue así que tres padres y un portero de la Escuela N° 42 lograron construir una rampa para que esta noche, Camila -de 12 años- pueda subir al escenario en su silla de ruedas y recibir su diploma de egresada de 7° junto a sus compañeros.

La cadena solidaria comenzó con Flavio Bell, director de la escuela que se encuentra ubicada sobre calle Villegas, entre Italia y Sarmiento. El docente explicó que todo surgió con la entrega de diplomas que se realizará esta noche (17/12) ya que entre los egresados se encuentra Camila, una niña de 12 años que tiene una enfermedad congénita y está en su silla de ruedas.

«La Municipalidad nos prestó un escenario que tiene más de un metro de altura por lo que decidimos buscar alternativas para hacer un acto inclusivo. Alquilar un escenario especial salía muy caro y por eso decidimos construir una rampa», explicó.

Allí apareció en escena Nick Parker, un ciudadano británico que es carpintero y que desde hace años vive en nuestra ciudad. Él fue el encargado de planificar la rampa que tiene cerca de ocho metros de largo, con descansos y además se puede desmantelar y volver a armar.

«Coincidimos en que esta alumna debía egresar con sus compañeros como corresponde y no levantarla a mano. La decisión estaba clara y por eso decidimos colaborar«, explicó Nick, quien también tiene a su hijo dentro del grupo de egresados.

Una vez que el proyecto estuvo en marcha lo demás fue cuestión de tiempo. Se ajustó el presupuesto de los propios recursos con los que la escuela contaba de las actividades extraescolares que se realizaron durante el año. Y ya nada pudo detener esta solidaria iniciativa.

Luego la cadena fue enlazando manos solidarias. Y así se sumó la mamá Beatriz Figueredo, el papá Pablo Díaz y el portero de la escuela Julio Ampuero. Durante todo el sábado y el domingo; herramientas y planos en mano, lograron concretar el sueño.

Así, estos padres y el propio portero, fueron los encargados de construir esta rampa solidaria que esta noche permitirá que Camila pueda subir a recibir su diploma.

«No sólo ella va a subir por la rampa sino también el resto de sus compañeros, como una forma de incluir a Camila en este acto«, añadió el director.

Comentarios