Sistema cloacal en colapso impacta en la salud del río

El caudal de residuos que llega a la planta supera la capacidad de diseño y se descargan líquidos con tratamiento deficiente. Vecinos piden soluciones para los barrios.

La capacidad de la planta de tratamiento de líquidos cloacales principal de Roca se ve superada a diario. Recibe a una cantidad de desechos mayor al caudal de diseño de las piletas, que hacen trabajar al sistema a un 120%.

Según se informó desde Aguas Rionegrinas S.A. (ARSA), la planta ubicada al este de Roca recibe unos 1041,6 metros cúbicos por hora, aunque la infraestructura fue pensada para 850 m3/h. A pesar de la saturación, ARSA asegura que el sistema responde satisfactoriamente en su salida.

En simultáneo, el brote de líquidos cloacales por roturas de caños troncales hizo pico de reclamos en las últimas semanas. Hubo derrames en barrio Los Olmos, en la rotonda de Mendoza y Perú, en Chula Vista y Tres de Febrero, en la zona de Bolivia y Buenos Aires.

Hasta hace tres días no había precisiones sobre los avances del Plan Director de Aguas y Cloacas para la ciudad anunciado en el 2016, que incluso contó con una audiencia pública en agosto del 2017 en la cual se prometieron soluciones a largo plazo decenas de familias.

El martes pasado, luego de una investigación publicada por el Diario “Río Negro”, desde el Ministerio de Obras Públicas se informó que el Plan Director de Cloacas de Roca “está tramitando con el BID un nuevo financiamiento, en el marco del programa PAYS”.

En la actualidad la planta de tratamiento no está aislada por cortinas de árboles ni las piletas cubiertas por membranas. Los habitantes del barrio El Petróleo sufren a diario las consecuencias de ello y también productores de fruta que tienen sus chacras en inmediaciones (ver recuadro).

“Existe un aporte de materia orgánica al río que no satura su capacidad autodepurativa, más que la planta funciona deficientemente, se suman puntos críticos para un río que viene muy castigado”, consideró la directora de Medio Ambiente municipal, Laura Juárez.

Para el municipio el colapso del sistema se expresa en “las pérdidas que existen en diferentes puntos y todas confluyen en los desagües PIV, PV y C21”.

“El problema de cloacas está en toda la ciudad. Cuando ves como colapsa el casco céntrico, porque se rebalsan las cloacas”, sostuvo el intendente Martín Soria al ser consultado sobre el tema.

Las roturas derivaron en los últimos años en seis amparos presentados por el municipio ante la Justicia. Incluso durante el verano del 2017 se tomaron muestras desde la planta hasta la desembocadura, porque se sostenía que ARSA contaminaba el río y las actuaciones terminaron en la Justicia.

La contaminación del río incluso fue motivo de un amparo ambiental impulsados por consejales de distintas ciudades, titulado Montecino Odarda Facundo y otros, contra la AIC. Desde la Asamblea Socio Ambiental Fisque Menuco “se le pide que rinda cuentas, porque es la principal responsable.

Consideramos que el Estado tiene una responsabilidad muy grande”, apuntó Diego Rodil, uno de los asambleistas.

“No hay control”, cuestionó el intendente

“El día de mañana esta gente va a tener que responder por la forma en que ha permitido contaminar el río y los desagües”, lanzó el intendente Martín Soria al ser consultado por el tema.

Para Soria, el fracaso del sistema cloacal responde a que “no hay control, seguimiento ni inversión”.

“En ciudades que crecen como la nuestra, no solo hay que mejorarlo sino también hay que invertir para ampliarlo”, insistió y remarcó que “el problema de cloacas está en toda la ciudad. Cuando ves como colapsa el casco céntrico, porque se rebalsan las cloacas. En Roca los sectores que fueron contaminados por ARSA y el gobierno provincial”.

El barrio que convive con el mal olor

Todo el año, sea cual sea el clima, aseguran que el olor penetra en sus casas. Son los vecinos del barrio “El Petróleo”, ubicado muy próximo a la planta de tratamiento y que históricamente pidió soluciones.

“Tengo problemas en los pulmones, me dijeron que era por el olor ese de la planta más la calefacción con leña en mi infancia”, señaló Carmen Iturra (59), vecina. “Todos los sentimos mal. A mi me queda como carraspera”, agregó Eduardo Ñanco (63), su marido.

“No había ningún cartel, nunca nos imaginamos, sino toda la gente se hubiese ido”, pronunció María Yanez desde su casa ubicada a pocas cuadras. “Tengo 53 años, estoy acá desde los 8. Acá se ven muchas alergias”, agregó la vecina, quien dio cuenta de reclamos y quejas ante el municipio y la provincia.

Celina Comparini. médica en barrio El Petróleo (Foto: César Izza)

Celina Comparini es médica generalista y hace 40 años atiende la zona perisférica de Stefenelli y alrededores, periódicamente llega al Centro Comunitario del barrio.

“La gente de El Petróleo estaba antes que la planta. Tienen alteraciones en su calidad de vida, como dolores de cabeza, broncoespasmo. Ya se pidió la cortina de arbolado para frenar un poco los olores”, indicó.

En la parte trasera de la planta, una chacra de peras, manzanas y duraznos padece a su vecino.

«Siendo productores orgánicos no creo que le haga muy bien a nuestra fruta”, se lamentó Javier Pese, propietario hace 23 años de la chacra 268. “El predio no tiene todo el cerco, sólo en las partes de afuera se puso hace un mes. Olor se siente todo el tiempo”.

  • 22,4 por ciento se encuentra superada la capacidad de la planta de tratamiento de líquidos cloacales
  • 70% de cobertura alcanza la red cloacal en la ciudad. El sector rural, Paso Córdoba por ejemplo, no tiene servicio.

Se convocó a un inodoro gigante y dijeron ¡Basta de contaminación!

Un inodoro gigante cambió el ambiente natural de la plaza San Martín de Roca el martes anterior. Y fue un imán para vecinos de distintos barrios de Roca, referentes de organizaciones, productores frutícolas, estudiantes, funcionarios, concejales y hasta el intendente Martín Soria.

La intervención, impulsada por el diario “Río Negro”, cosechó la participación de decenas de roquenses. Fue recurrente el pedido de respuestas para los problemas de desbordes cloacales en la calle La Plata, en las 174 viviendas, las 290 viviendas, barrio Norte, Quintupanal, Malvinas, Los Olmos y el centro.

Comentarios