Sin paz en la UNRN: frustran nuevo intento de toma tras 12 suspensiones

Gritos y empujones en la sede Valle Fértil de Roca, que estuvo ocupada varias horas por el mismo grupo que ingresó al Vicerrectorado. Finalmente los sacaron. Dos no docentes terminaron internados.

Lejos de avanzar hacia un acuerdo, en la sede roquense de la Universidad Nacional de Río Negro el clima es cada vez más espeso. Ayer se confirmó la suspensión preventiva de 12 estudiantes por la usurpación del Vicerrectorado y la reacción ante esa medida fue una nueva ocupación, esta vez en el edificio Valle Fértil.

Gritos, insultos, empujones y dos personas internadas luego de descompensarse marcaron la jornada de máxima tensión en las instalaciones donde se dictan las principales carreras de la Sede Alto Valle-Valle Medio.

En ese mismo espacio están los empleados que se desempeñaban en la Casona tomada hace 64 días, quienes al mediodía tuvieron que cerrar rápidamente las puertas con llave y terminaron en los pasillos para evitar que sus oficinas terminen ocupadas.

Ese fue el inicio de los cruces entre el grupo de manifestantes -autodenominado “asamblea interclaustro”- y las autoridades y trabajadores, con un primer punto álgido cuando se intentó notificar a los alumnos sobre las medidas disciplinarias.

En medio de los reproches cruzados, algunas actas quedaron con insultos escritos en gran tamaño en reemplazo de las firmas, algo similar a lo ocurrido con las paredes de pasillos y baños, donde se repitieron las consignas de rechazo a las suspensiones.

Pero eso fue apenas el comienzo. Entre las 15 y las 16 ocurrieron los hechos más graves, porque después de nuevas pintadas agresivas hacia las autoridades de la universidad, unos 200 estudiantes, docentes y no docentes decidieron poner fin a la manifestación.

Ganándoles terreno de a poco, los protagonistas de las ocupaciones fueron llevados hacia la puerta de ingreso del edificio, en calle Estados Unidos 750. Allí los manifestantes decidieron sentarse en el piso, permaneciendo allí más de media hora, mientras el resto de la comunidad universitaria los rodeaba y exigía entre cánticos y aplausos que se vayan.

Finalmente, y luego de varias escenas tensas en las que poco faltó para llegar a las agresiones físicas, el grupo fue expulsado hacia la vereda.

El origen

De acuerdo a los detalles a los que accedió “Río Negro”, un informe del instructor del sumario abierto luego de la toma del Vicerrectorado recomendó al rector de la UNRN, Juan Carlos Del Bello, tomar medidas preventivas, considerando que la permanencia en la casa de estudios de los estudiantes implicados podría obstaculizar el normal desarrollo de esas actuaciones administrativas.

De esta manera, la máxima autoridad de la universidad remitió el informe al vicerrector, Carlos Arzone, quien firmó ayer la Disposición 1260/2018, suspendiendo por 29 días a los alumnos Gloria Rojas, Malen Irahola, Rina Marzialetti, Samara Coen, Micaela Oporto, Ximena Mendaña, Héctor Agustín Urrutia, Mirta Gómez, Jonathan Miranda Andino, Roberto Guilbert, Fernando Espinoza y Brian Astigarraga.

El documento oficial contiene también un amplio informe sobre las graves consecuencias administrativas e institucionales que está generando la toma del Vicerrectorado y las protestas que se sucedieron en las diferentes instalaciones de la Universidad.

Cabe recordar que el martes por la tarde la Cámara Federal ratificó los procesamientos por usurpación contra las docentes Victoria y Virginia Naffa. Allí quedó abierta también la posibilidad de un desalojo del Vicerrectorado.

Luego de esa audiencia, Victoria Naffa declaró ante los medios que “en ningún momento descartamos el diálogo” y que si las autoridades “quieren que se llegue a una resolución del conflicto que no sea penal ni represiva, tienen nuestros teléfonos”.

Ayer ambos sectores estuvieron cara a cara durante un tiempo prolongado. Sin embargo, el diálogo fue imposible y el conflicto sigue con final abierto.

Acciones judiciales por los daños

La Universidad Nacional de Río Negroiniciará acciones judiciales por los desmanes y los daños registrados ayer en la sede Valle Fértil de Roca.

El rector, Juan Carlos Del Bello, confirmó la decisión y dijo que en las próximas horas se resolverá si será por la vía civil o se busca incorporar los hechos de ayer a la causa penal abierta por la toma del Vicerrectorado.

Además se pidió intervención a la Policía Federal, para que proteja el edificio de nuevos ataques, y a la Policía de Río Negro, para que resguarde el perímetro del predio.

Del Bello destacó la reacción de la comunidad educativa, que ayer sacó del edificio a los manifestantes, y reprochó la conducta del grupo que protagoniza la toma.

“Hay como un doble discurso. Dicen que no hay que ir a la Justicia, pero cuando iniciamos los sumarios administrativos reaccionan rompiendo todo”, se quejó el rector.

Comentarios