Sergio Heredia: “La justicia rionegrina mató a Gualberto”

“No le pude llevar a su hijo, pero creo que su hijo lo vino a buscar” expresó con dolor Sergio Alejandro Heredia, abogado de la familia Solano sobre la muerte de Gualberto. El hombre falleció esta mañana antes de las 7 en el hospital de Salta.

“Yo no lo vi a Gualberto bien de salud, en la penúltima audiencia de Roca. No lo ví bien, quizás fue un presentimiento o una intuición. Hablé con su familia, lo hicimos ver en el hospital de Choele Choel y después decidimos traerlo a Tartagal” contó el abogado sobre el estado de salud de Gualberto.

“Le pregunté como estaba, me dijo que bien, lo traje, viajamos 24 horas en mi auto, y a los dos días lo internaron por un problema de presión. Estuvo cuatro días en el hospital de Tartagal. Él tenía un problemita de una hernia en el estómago, pero yo vi que su situación no era la correcta, no lo vi bien. Mi ex esposa es médica, entonces lo logramos derivar apenas llegamos a Salta”, indicó.

El abogado contó que tras complicaciones en la madrugada del lunes fue operado de urgencia y quedó en terapia intensiva. “No me pude despedir, ahora lo estoy llevando a Tartagal”, expresó el letrado.

Heredia se refirió a la continuidad del juicio que se lleva adelante en la ciudad judicial de Roca: “Vamos a seguir nosotros, con el poder de su familia, yo voy a regresar y los voy a condenar”.

También se refirió a las responsabilidades institucionales sobre la muerte del padre del joven salteño desaparecido en Valle Medio: “Ésta es una muerte que yo le atribuyo plena responsabilidad al poder judicial de Río Negro. Es una muerte anunciada de una persona que por 7 años sufrió persiguiendo una justicia que nunca llegó. Murió por luchar, es el calvario de una persona que durante 7 años buscó a su hijo y sufrió las inequidades más extremas: el frío, las huelgas de hambre, las carpas, la búsqueda”.

“Es increíble lo que está haciendo la justicia, que se hable de un octavo policía y nadie diga nada, es increíble que hayamos pedido las detenciones y que no te hagan lugar cuando de diez testigos va uno. Estos tipos se van a fugar, ahora deben estar festejando creyendo que vamos a quedar afuera de la querella. Hay que ver y presencia el espectáculo del jueves cuando nos quieran sacar de la querella, porque sin nosotros eso no es lo mismo. Nosotros somos la acusación, no la fiscalía” expresó consternado Heredia.

“Lo entierro a Gualberto y vuelvo a Río Negro, es el mejor homenaje que le puedo hacer”, agregó. El abogado contó a “Río Negro” que hoy la familia firmará un poder para continuar con los oficios judiciales.

“Me quedo con el recuerdo del último viaje, de todo lo que viví con él, las charlas, buscarlo a su hijo en el desierto, en la laguna, en los ríos. De las bromas con Gualberto, bromeabamos todo el tiempo, éramos un grupo de amigos”, indicó. Heredia sentenció: “La justicia rionegrina lo mató a Gualberto”.

Ver nota relacionada: La última vez que Gualberto Solano pidió por su hijo

Comentarios