Semana de mucho contraste en la Policía

Casi al mismo tiempo que egresaban los nuevos uniformados, una suboficial fue detenida por colaborar con su novio, que cometió un robo a una joyería.

La institución policial en Río Negro atraviesa altibajos en los últimos tiempos. Hace unas semanas un policía de la ciudad mató a su vecina con un arma reglamentaria y unos días después un joven uniformado agredió a su novia y disparó contra su supuesto amante. Esta semana, casi al mismo tiempo que 62 nuevos agentes recibieron su diploma, una subinspectora que cumple funciones en la comisaría N° 31 era detenida, sospechada de colaborar con su novio ladrón.
Ante estas situaciones surgen una gran cantidad de interrogantes como ¿Quién evalúa los comportamientos de los policías?, ¿se hacen seguimientos psicológicos a los egresados?, ¿por qué una persona que estudia para ser policía puede tan rápidamente “cambiarse de bando”?
En el acto que se llevó a cabo en el salón del Centro Empleados de Comercio, de calle Misiones, se entregaron distinciones a los tres mejores promedios de la promoción: Juan Manuel Muñoz (9,50), Ileana Aranda (9,43) y Carina Fuentes (9,14).
En junio del año pasado Leandro Navarro, un joven de Viedma egresó de la Escuela de Policía de Sierra Grande en un acto encabezado por el gobernador Weretilneck, que le entregó un diploma de honor por obtener un puntaje de 8,91.
Cuatro meses después lo detuvieron en Bariloche por intentar asaltar un comercio con su arma reglamentaria.

Lo que dijo el gobernador

Esta semana Weretilneck destacó que “quienes piensan que la única manera de no tener delito es con la actividad policial, no entienden la complejidad de la sociedad de hoy”.
Luego se refirió específicamente a la detención de la subinspectora de la comisaría N° 31, Jimena Nicolas (26 años), oriunda de Valcheta pero que se desempeñaba en esta ciudad, y está acusada de encubrir a quien era su pareja y participó del robo a una joyería en Cipolletti.
“El principal valor que tienen que tener es su honestidad personal”, dijo el mandatario al tomar la palabra. “No hay ninguna posibilidad de que un policía ponga en riesgo el prestigio de la institución (…) el adversario de la Policía y del Estado son quienes violentan las leyes”, opinó sobre lo que definió como un “desgraciado hecho”.
Dejando en claro su malestar, insistió en que “ese uniforme significa mucho. Es la historia viva de la provincia”. Planteó que casos como el de la efectiva Nicolas son “uno, dos o tres” ante los 8.300 policías que “todos los días dan lo mejor de sí para la Provincia”.
Con la seguidilla de hechos delictivos en los que están involucrados policías de la región, se demuestra que hay una falla a corregir.
Habrá que evaluar con precisión si se trata de algún problema a modificar en la formación de los uniformados que salen a la calle armados, o se trata de cuestiones que influyen en la personalidad de los policías, una vez que ya están en funciones. Como sea, hay mucho para corregir, porque los policías deben ser ejemplos en la sociedad.

¿Quién evalúa los comportamientos de los policías?, ¿se hacen seguimientos psicológicos a los egresados?

El año pasado un policía fue distinguido con diploma de honor y a los 4 meses fue detenido por robo.

Las escuchas

Nicolás Leal: “_Me queda la causa de la joyería de Cipolletti. No puedo zafar ni a palos…Se me ve toda la cara. El fiscal Merlo está loco porque muchos robos. Viste que salió en la tele el tema ese…
Jimena Nicolas: “_Vos te tenés que cuidar cada vez más… ¡No tenés que ser tan pelotudo! Te dejas ver siempre… Si vos sos inteligente, ¿Por qué te dejas ver? Ojalá nunca te pase nada malo. Hice por vos cosas que nunca pensé que iba a hacer. Si me dicen algo: yo no te conozco. Vos tenés que decir lo mismo, mi amor”.

Comentarios