Se fue con prisión domiciliaria por el coronavirus, se fugó y lo atraparon

Julio Etchegaray estaba condenado a 7 años de prisión y cumpliendo la pena en una cárcel de Cipolletti. En medio de la cuarentena recibió el beneficio de la prisión domiciliaria por lo que fue trasladado a la casa de su hermana pero esta semana rompió la tobillera electrónica y escapó aunque horas después lo detuvieron y ya está detenido nuevamente.

Fuentes judiciales confirmaron que el sujeto estaba condenado por hechos violentos y actualmente cumplía la condena en la unidad de Cipolletti donde, como se sabe, hay superpoblación carcelaria.

Lo cierto es que hace unos días se determinó que estaba en condiciones de cumplir con la prisión domiciliaria para evitar contagios en ese centro de detenciones. Y fue así que lo trasladaron a la casa de su hermana, en barrio Alta Barda.

Pero el martes, Etchegaray rompió la tobillera electrónica y escapó del lugar por lo que inmediatamente se ordenó capturarlo nuevamente.

Fue el miércoles por la tarde que el personal policial logró detenerlo nuevamente en la zona norte de J.J. Gómez por lo que ahora se le suspendió el beneficio y se estima que en las próximas horas será trasladado nuevamente a un centro penitenciario.

Comentarios