Scout: un movimiento que crece en los jóvenes de Roca

Comienza el año lectivo y una de las preguntas de los padres es qué actividades extra escolares tendrán los hijos. Actividades deportivas, culturales o musicales suelen estar entre las más elegidas. En esta ocasión presentamos otra que también tiene mucha aceptación entre niño/as y jóvenes: el movimiento Scout.

Un centenar de niños, niñas y adolescentes lo eligen cada año para divertirse en campamentos, hacer amigos, trabajo en grupo y la solidaridad, premisas para toda la vida.

En barrio Quintu Panal funciona el grupo Scout “San Cayetano”, con 33 años de vida en la ciudad y cuyo director y fundador es Manolo Carrillo.

“San Cayetano” nació en barrio Gerli y luego se mudó a las instalaciones de la parroquia Cristo Resucitado, donde funcionan actualmente. Alrededor de 100 chicos y chicas entre los siete y 21 años asisten cada sábado junto a 20 dirigentes que los acompañan.

Cada joven encuentra allí la posibilidad de enriquecerse en el intercambio comunitario con sus pares. Se ofrecen espacios de reflexión que “fomenta en el joven su capacidad de cuestionamiento, de crítica, de autonomía de pensamiento.

Es un lugar donde existen responsabilidades y jerarquía de valores que le sirvan de referencia para tomar decisiones éticas”, asegura la página oficial del Movimiento.

La aventura al aire libre sin duda es una de las atracciones, pero no es lo esencial. “Lo primero que aprende el chico es a tener vivencias en grupo, a trabajar en equipo, aprende jugando.

El campamentismo es una de las actividades, pero no es la idea que sean expertos en campamentos, sino ayudarlos, educarlos en valores, donde ellos encuentren sus habilidades personales y donde reciban el apoyo y el acompañamiento de su familia, sino se transforma en una guardería”, explicó Carrillo.

Hoy un chico que quiera ingresar al grupo Scout “San Cayetano” debe abonar $180 anuales. Con ese dinero se paga la “membresía” y el seguro que cubrirá cualquier accidente que pueda ocurrir en el patio de actividades o en el campamento.

Otro gasto, es la compra de la camisa y el pañuelo, para el que generalmente se realiza una compra comunitaria.

El significado de los colores

El director Manolo Carrillo explica que el pañuelo varía de colores según el grupo. En este caso “San Cayetano” tiene los colores bordó y blanco. El blanco representa el manto de la virgen y el bordo, la sangre de Cristo resucitado.

En cuanto las “ramas” que existen, según las edades, existen: lobato, para niños de siete a 11 años; Unidad Scout, de 11 a 14 años; Caminantes, de 14 a 17 y Unidad Rover de 17 a 21 años.

Pasada esta edad el joven deja de ser un “beneficiario” y si quiere continuar lo puede hacer como un miembro activo, detalló Carrillo.

 

Los sueños y anhelos de un joven scout

La página oficial de los Scouts de Argentina tiene entre sus puntos principales los que consideran son los sueños y anhelos que un joven debe alcanzar no sólo para ser parte de los socuts, sino para toda la vida a saber:

  • Que crezca en la aceptación y la comprensión como modo de aprendizaje.
  •  Que cante, que ría, que juegue, que dialogue, que reflexione, que viva plenamente su fe, que acampe y realice actividades seguras con niños, niñas y jóvenes acompañados en sus sueños y proyectos por adultos responsables y comprometidos, siendo todos protagonistas de su propio desarrollo.
  • Debe ser fiel a los fundamentos del método Scout, donde todos vivan su promesa a través de acciones concretas con la comunidad, siendo protagonistas sensibles a las realidades sociales.
  • Que esté inserto en el Plan de Dios.
  • Que optimice sus mecanismos para dar respuesta a los continuos cambios que se dan en la sociedad.
  • Que logre a través de sus iniciativas y la participación responsable, el compromiso social y político desde lo no partidario.
  • Que sirva a nuestro país a través de acciones que expresen sus valores.
  • Con jóvenes que trabajen mancomunadamente en el concierto de todos los sectores que conforman el tejido social.
  • Que valore las personas, donde cada uno de sus miembros es considerado más importante que las tradiciones y estructuras.
  • Que genere un impacto en la comunidad, que produzca un sentimiento de orgullo en los miembros de la Asociación.
  • Que valore su familia.
  • Que en sus acciones garantice el cumplimiento de los Derechos del niño/a y del joven.

 

Cifras

  • 100 chico/as son los que participan actualmente de las actividades en el grupo Scout “San Cayetano”.
  • 180 pesos es el único pago que se hace a principios de año y cubre el seguro para actividades.

 

Comentarios