Sacaron el IVA, pero la canasta básica no bajó más de un 3% en Roca

Desde la CAIC aseguran que los pequeños comercios están preocupados porque no pueden aplicar la quita del IVA a los productos, algo que si pueden hacer los supermercados. Hay desconcierto por la medida.

La quita del IVA en los 14 productos anunciados por el gobierno nacional ha generado mucho desconcierto en distintos sectores del comercio de Roca y del país.

En el relevamiento realizado por “La Comuna” en los supermercados de la ciudad, se puede ver que algunos aplican la quita del IVA y los alimentos básicos han bajado de precio. En algunos esa baja es notoria, en otros no hay mucha diferencia con los valores registrados antes de las elecciones PASO.

“Hay poca información y por eso hay tanto lío sobre quiénes lo aplican o la forma en que deben hacerlo. Tenemos muchas quejas de los comercios minoristas que no reciben la quita de IVA y por lo tanto sus productos son más caros que los que ofrecen los grandes supermercados”, explicó Martín Ancatén, presidente de la Cámara de Comercio (CAIC).

Aclaró que la quita del IVA sólo se descuenta en el último eslabón de la cadena: las góndolas y que los kioscos o despensas de barrio compran sus productos en los mayoristas que deben aplicar el IVA. De esta manera, el minorista no puede aplicar el beneficio a sus clientes y sus productos terminan siendo más caros que el que se ofrece de los supermercados.

“El monotributista, que son la mayoría de los comercios de barrios, compra al mayorista con IVA. El mayorista sólo puede quita el IVA al consumidor final. Por eso al comerciante pequeño le conviene más ir a comprar como consumidor final, que como monotributistas”, detalló Ancatén.

Agregó que la diferencia de precios en los productos es muy grande porque con esta medida “se perdieron los precios de referencia”.

Los supermercados no dejan comprar más de tres unidades por producto.

Por su parte, el presidente de la Federación de Entidades Empresarias de Rio Negro (FEERN), Walter Sequeira, manifestó en diálogo con este medio que participó el pasado miércoles en la reunión de Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), donde acordaron una serie de puntos que elevaron al Ministerio de Hacienda de la Nación.

La quita del 21% a determinados productos sólo benefició a las grandes cadenas de supermercados”

Martín Ancatén, presidente de CAIC

Sequeira dijo que teniendo en cuenta que con las medidas del gobierno sólo se benefician las grandes cadenas de supermercados, han solicitado que “todo comercio que facture menos de 24 millones anuales quede exento de IVA”.

Otro punto solicitado fue que toda persona que “pague con tarjeta de débito, se le devuelva el IVA”.

En cuanto a las tarifas, exigen que así como hubo un congelamiento de precios en los combustibles, “se aplique esa misma medida para las tarifas eléctricas y gas”. “Hoy los más perjudicados somos los de la Patagonia, que perdió todos los beneficios. Pedimos que revean ese punto y sobre todo que no se congele por 90 días, sino por 365 días”, indicó el representante rionegrino en la Confederación Argentina de la Mediana Empresa.

Otros puntos son que el gobierno suba el mínimo no imponible a un monto más alto que los actuales $74.000, que se apruebe un subsidio de tasas de interés para la pequeña y mediana empresa, más una moratoria en AFIP por 10 años. “El gobierno quiere aplicar un plan de pagos que no sirve porque igual hay intereses. Nosotros pedimos una moratoria, que no tienen intereses”, mencionó Sequeira.

Según publicó el sitio Infobae, el pasado viernes, desde el gobierno nacional se evalúa permitirle también a los mayoristas y distribuidores facturar sin IVA, de modo tal de que también esa quita del 21% se sienta en los alimentos básicos que comercializan los pequeños comercios.

Pedimos al gobierno que los comercios que facturan menos de 24 millones anuales queden exentos del IVA”

Walter Sequeira, presidente de Federación Entidades Empresarias

“Actualmente los almacenes o kioscos son monotributistas y paga un precio con el IVA incluido y a ese precio le carga su margen, por lo que tiene necesariamente que vender más caro los productos básicos que las grandes cadenas, lo que no sólo les genera un problema a ellos y les hace perder ventas, sino que también perjudica a los consumidores alejados de las ciudades”, publicó el sitio de noticias.

En cuanto al resultado de la quita del IVA en estos 15 días, se indicó que tuvo hasta el momento una implementación exitosa, según los supermercadistas y el propio Gobierno.

En las góndolas de la Cooperativa Obrera se pudo ver la lista de los alimentos contemplados en la rebaja del 21%

Agregan que esta decisión “se tomó justo en el momento en que las empresas estaban enviado sus nuevas listas de precios tras la devaluación (listas que llegaron con aumentos de hasta 25% hacia principios de agosto), pero aún así algunos productos bajaron de valor, otros quedaron igual que antes de la disparada del dólar y otros superaron los precios anteriores a la devaluación.


La canasta básica apenas bajó entre un 1,3% y un 3%


Desde hace dos años “La Comuna” viene realizando un control de precios de 14 productos. Casualmente el pasado 8 de agosto se hizo el último relevamiento, pocos días antes de las PASO.

Luego de las elecciones, que dio un duro revés al gobierno de Macri, los supermercados comenzaron a remarcar sus precios de acuerdo al aumento del valor del dólar, que llegó hasta los 62 pesos.

La medida oficial de la última semana, de congelar el precio de los combustibles y quitar el IVA a productos de la canasta básica, fue apenas un alivio para los flacos bolsillos delos trabajadores. Este medio volvió a recorrer las góndolas para verificar si se cumplía con la baja anunciada.

Hay que decir que en líneas generales, los supermercados bajaron los precios, aunque no en todos los casos dicha baja fue del 21%.

Hace 10 días esa canasta valía $1454 y con la quita del IVA a productos de primera necesidad bajó a $1408 (una rebaja del 3%). En el caso de La Anónima, los mismos 14 productos pasaron de $1465 a $1441 (1.3% menos).

Distinto es el caso de la Cooperativa Obrera, donde si bien hubo productos con rebajas, la canasta general fue más cara: $1572, cuando hace una semana atrás valía $1465, alrededor de 107 pesos menos.


El precio del pan se ubicó entre los 80 y 90 pesos


La suba del dólar también afectó el precio de la harina que, a decir desde una panadería de Roca, les aumentaron el valor de la bolsa de harina en un 25%.

“El problema es que nosotros no podemos trasladar ese porcentaje al cliente. En nuestro caso fue del 12%. Antes teníamos el kilo a $80 y lo subimos a $90. En líneas generales todo aumento alrededor de $10”, dijo la dueña de una panadería del centro, sobre calle Tucumán. Otras panaderías decidieron vender un poco más barato y lo pusieron a $80.

Para el caso de las facturas, la docena pasó a costar $260, siendo este uno de los precios más altos. En panaderías de barrio se la puede encontrar a $200, la docena.

Hay que mencionar que la harina sólo tiene la rebaja del IVA para los consumidores finales. En ese caso cuesta $40 el kilo.

  • 24 millones anuales quienes facturen menos de ese monto podrían quedar exentos de IVA, si prospera un pedido de la CAME al gobierno nacional.
  • 12% es lo que aplicaron las panaderías a sus clientes con la suba del dólar. El kilo pasó a costar entre 80 y 90 pesos.

Comentarios