Refugiaron a una perra y cachorros recién nacidos que estaban en la calle

La Dirección de Ambiente del municipio retiró una perra con sus cachorros de pocos días de vida, desde la vereda del edificio del Senasa, donde algunos vecinos e integrantes de las protectoras de animales le habían acondicionado una cucha de cartón para protegerlos del frío.

El viernes pasado la perra, por temor que le saquen a sus cachorros, había mordido a dos personas, por lo que se dio aviso al área ambiental del municipio.

Con ayuda del médico veterinario Franco Fantini y en presencia de Cristina Agüero, de la Asociación Colas Felices, definieron el traslado del animal con sus crías al predio de la Asociación Protectora de Animales.

“Su espíritu apunta a la protección de los animales y define que el mejor lugar para ellos es un hogar que los adopte y no la vía pública, donde se ocasionan diferentes tipos de inconvenientes no beneficiosos para el animal, ni para los vecinos”, se informó a través de un comunicado.

Desde el municipio se recordó la vigencia de la ordenanza de Tenencia Responsable de Animales (4808/17) .

Comentarios