Reactivan en Roca los vuelos nocturnos en el aeropuerto

Cuatro meses después de los robos y destrozos, el predio tiene otra vez el cerco completo y se renovaron las balizas. El aeropuerto de Roca está nuevamente habilitado para vuelos nocturnos.

Tres meses de trabajo y varios miles de pesos fueron necesarios para recuperar el permiso de las autoridades aeronáuticas, revocado a fines de julio, luego del robo de casi 1.000 metros del cerco perimetral y de la destrucción de unas 50 balizas.

Aterrizar o despegar desde la pista del “Arturo Illia” se había convertido en una tarea de alto riesgo, por la posibilidad de que un animal ingrese y provoque una tragedia.

Sin embargo, la comisión directiva del Aeroclub no bajó los brazos y se movió rápido para volver a tener el estatus que permite –fundamentalmente– la programación de vuelos sanitarios desde la ciudad.

La otra actividad importante es la que desarrolla la escuela de pilotos, que funcionó en forma limitada durante el segundo semestre.

Ver más: Aeropuerto: del plan para reactivarlo a la desazón

Según explicó el presidente de la entidad, Ricardo Cancio, con aportes de socios y de una empresa local se consiguieron los paños de alambrado necesarios y se compraron los elementos del sistema de iluminación, valuados en 200 dólares cada uno.

“Nos pusimos a trabajar y finalmente el aeropuerto fue habilitado el viernes pasado. Hicimos 850 metros de alambrado nuevo y recuperamos otra parte para llegar a los 1.300 metros que nos faltaban”, detalló el titular del Aeroclub.

Con respecto a las balizas, indicó que se compraron 25 nuevas, en tanto que el resto se completó recuperando piezas de los artefactos que habían sido parcialmente dañados.

“Pudimos hacerlo entre los socios, la comisión directiva y una empresa, que nos dio una mano con los gastos. Estamos muy contentos por tener habilitada la pista, principalmente para los vuelos sanitarios”, destacó Cancio.

El desafío por delante es evitar que vuelvan a ocurrir los robos que perjudicaron al sistema a mediados de año.

En este sentido, el presidente de la entidad admitió que los controles siguen siendo precarios, porque se basan en recorridas en bicicleta del personal de Bomberos de Policía “que pone muchísima voluntad” y de los patrullajes que pueden realizarse en los vehículos particulares de los socios.

Desde el Aeroclub destacaron que sigue el diálogo con el gobierno provincial para desarrollar un plan que permita el regreso de los vuelos comerciales.

Comentarios