Quinto día de paro de colectivos y no se descarta que se dicte la conciliación obligatoria

A las 11 de la mañana, referentes de la empresa 18 de Mayo, de la Unión Tranviaria Automotor y de la municipalidad, volverá a reunirse en la Secretaría de Trabajo y no se descarta que se dicte la conciliación obligatoria.

Cientos de vecinos expresaron su reclamo este fin de semana a través de las redes sociales, donde cuestionaron la falta de servicio que afecta a más de 10 mil usuarios.

«Todos perjudicados. Desde los nenes que van al colegio en el cole. Quienes viajan en dos cole para llegar al trabajo. Los choferes sin pago correspondiente. Así estamos!!!!», expresó María José Sáez a través de nuestro Facebock de La Comuna.

» Esto perjudica a toda la clase trabajadora..las escuelas, el trabajador que espera. El colectivo todos los días.. Y quien se hace cargo?? El Estado ? el municipio???que llamen a otra empresa a licitación! los choferes no tienen la culpa.gracias», expresó Marcelo Cofré.

Se supo que esta mañana las partes se reunirán en la sede de la Secretaría de Trabajo y no se descarta que se dicte la conciliación obligatoria teniendo en cuenta el proceso en el cual se encuentra el conflicto y las escasas salidas que se han manejado hasta el momento.

«Esto implicaría que el servicio se restablezca inmediatamente y que las partes presenten una salida al conflicto», referenció una fuente consultada por este medio esta mañana.

¿Qué piden los trabajadores?

Cabe remarcar que los empleados de la empresa concesionaria del servicio exigen el pago de una suma no remunerativa de 16.000 pesos para cada trabajador, ya acordada por la UTA con las cámaras que representan a las empresas del sector, además de la aplicación del último aumento del 20% fijado en paritarias.

Los directivos de 18 de Mayo insisten en que no tienen recursos para cumplir con esos compromisos y el jueves por la noche se reunieron con el intendente, Martín Soria, pero no aparecieron caminos de solución.


Por su parte, desde el municipio emitieron un comunicado en el que aseguraron que la situación que atraviesa el servicio “es generada por los fuertes desequilibrios producidos por las políticas económicas del gobierno nacional y que afectan a todo el sistema de transporte público argentino”.

El gobierno local detalló que en julio autorizó el incremento del valor del boleto solicitado por la empresa y que hace tres meses, “también a pedido de la empresa, le viene adelantando con dinero de todos los vecinos de la ciudad, el importe de los subsidios que Nación y Provincia transfieren mensualmente y que ascienden a la suma de $ 3.344.000 para que la empresa de esta manera pueda abonar los sueldos de sus trabajadores a principios de cada mes”.

Además se aseguró que en junio del 2018 se solicitó a la Nación la incorporación de la ciudad al sistema SUBE y que en marzo de este año se gestionó ante el Ministerio de Transporte de la Nación, la implementación del Fondo de Compensación al Transporte Público Urbano con el objeto de subsanar los desequilibrios financieros de la empresa a cargo de la concesión. “Una vez más, lamentablemente tampoco a la fecha se ha obtenido respuesta alguna por parte de las autoridades del gobierno nacional”, se aseguró.

Comentarios