¿Quién es “Duki”, el fenómeno millenial que viene a la Fiesta de la Manzana?

Tiene más oyentes mensuales que grandes figuras del país, y sus canciones rompen todos los récords.

Se llama Mauro Ezequiel Lombardo, nació un 24 de junio de 1996 y es oriundo del barrio de Almagro. Presentado así, es a simple vista un chico común y corriente. Sin embargo, se trata del “Duki”, un fenómeno musical que encuentra su explicación en un público millenial/centennial y que rompe récords a medida que su -corta- carrera avanza.

Duki tiene apenas 22 años, pero ya se dio algunos lujos propios de una estrella. Entre ellos, burlarse en la cara de los representantes de dos enormes discográficas como Sony y Universal, que intentaron ficharlo pero no lo lograron. “Yo tengo más hambre que todos ustedes juntos. Me voy a comer el mundo”, les dijo antes de rechazar las ofertas.

El chico en cuestión es trapero. ¿Qué significa eso? Que hace trap, un subgénero musical que mezcla bases de hip-hop y rap y que se caracteriza por una fuerte presencia de auto-tune, el programa que permite corregir los problemas de afinación.

Eso mismo genera numerosas críticas y fue motivo de un episodio singular: en los premios Gardel, el “Duki” hizo una presentación en el CCK acompañado por una orquesta de 30 músicos. Sin su DJ -que lo acompaña a todos lados-, se notaron aún más sus (des)afinaciones, y fueron varios los que se mostraron enojados por eso. “Hay que prohibir el auto-tune”, expresó Charly García durante uno de sus discursos tras recibir un Gardel. En fin…

Duki | “She don’t give a fo”

Su canal de Youtube tiene casi 2 millones de suscriptores. Sus canciones promedian entre 5 y 15 millones de visualizaciones, aunque tiene temas -como “Si te sentís sola”- que alcanzaron la friolera de 67 millones de vistas. Su perfil de Spotify arroja que tiene más de 4 millones de oyentes mensuales, una cifra que iguala a Soda Stereo y supera ampliamente a los oyentes mensuales (al menos en esta plataforma) de músicos como el mismísimo Charly García, Gustavo Cerati, Luis Alberto Spinetta o el Indio Solari.

Ver más: Estos son los artistas de la Fiesta Nacional de la Manzana 2019

La carrera del Duki comenzó como freestyler. Fue una noche que circulaba por Puerto Madero y escuchó a un grupo de pibes improvisando rimas. Se acercó, preguntó y se empezó a interesar. Dice la historia que un video de una batalla entre Kódigo y Tata, dos raperos, lo motivó. Es un video del evento “A Cara de Perro”, un concurso popular. Fue así que el rap fue su vehículo y la competencia “El Quinto Escalón”, otro gran evento, fue la autopista ideal para llegar a la fama. Apenas ganó el certamen, presentó su primer tema y reventó todos los récords. Duki fue el autor de términos que hoy forman parte del vocabulario millenial como “skere” o “modo diablo”.

Duki | “Si te sentís sola”

Cuenta la historia que si bien el Duki no escribe a mano (“no generé esa capacidad en el colegio”), cada vez que imagina una rima la anota en su celular. Fue así que de a poco empezó a encerrarse en la pieza o el baño a anotar rimas. “Yo quería rapear como esos negros que veía en YouTube, pero no le podía dar musicalidad a mis rimas. Por eso empecé a competir, porque las batallas eran un entrenamiento”, le contó hace algunos meses a la revista Rolling Stone, que le otorgó la tapa de una de sus ediciones.

Hay un costado polémico, también. Duki vivía rodeado de drogas. Las revendió durante un tiempo. Fue adicto a varias de ellas. El constante dualismo entre cielo/infierno está presente en su carrera. Es que así como tuvo una época de adicción al Xanax (“parecía un zombie, pero yo me sentía bien”), también fue capaz de llenar un Gran Rex desde la nada misma. Dice que dejó esa pastilla encerrándose durante una semana, aguantando la abstinencia. Que “fue una pelotudez, típica de un pendejo forro”.

Duki | “Quavo”

Su público más consistente oscila entre los 12 y los 20 años, por lo que sabe que debe cuidar al menos un parte de su imagen. “Odio que los pibitos escuchen mis letras, pero al mismo tiempo les gusta porque perciben que ahí pasa algo real”, dice. Duki estará presente en la Fiesta de la Manzana, y el 6 de diciembre también estará en Kimika, en Neuquén. Será una de las atracciones, pero a juzgar por el crecimiento de su perfil, todo parece indicar que convocará más que cualquier otro.

Acá, la fecha que ganó del Quinto Escalón. Fue el comienzo de su éxito:

Comentarios