¿Qué perros son potencialmente peligrosos y qué medidas deben adoptar sus dueños?

El brutal ataque a una vecina del barrio Villa Obrera ocurrido el viernes pasado puso nuevamente en debate el cuidado y las medidas de seguridad que deben tener los perros considerados potencialmente peligrosos. Es por eso que buscamos la ordenanza N° 4808 que reglamenta la tenencia responsable de mascotas y que fue aprobada por el Concejo Deliberante en el año 2017.

Te puede interesar: Salvaje ataque de un perro pitbull a una vecina en Villa Obrera

Si bien la normativa le dedica buena parte a la tenencia de las mascotas, en el capítulo V se hace expresa mención a los perros considerados «potencialmente peligrosos». Y aclara que en este ítem se puede incluir a las siguientes razas: rottweiler, pitbull terrier, dogo argentino, fila brasileño, american staffordshire, staffordshire bull terrier, mastif, bullmastif, doberman, dogo de burdeos, mastín napolitano, bull terrier, presa canario, schnauzer gigante, akita inu, ovejero alemán o belga, cimarrón uruguayo, y otros que se puedan ir incorporando a la nómina en un futuro.

Te puede interesar: Lo fue a ver a su papá, lo atacó un perro y terminó en el hospital

También son considerados de riesgo aquellos canes que resulten de la cruza de algunas de estas razas, los que están adiestrados para ataques o defensa y aquello que por su gran tamaño hayan evidenciado algún antecedente de agresión contra personas o bien otros animales.

Entre las medidas de seguridad, la normativa establece que en caso de que sus dueños deseen sacarlos a pasear deberán contar con medidas de sujeción: collar y correa, pretal y correa, bozal en caso de ser necesario.

Los lugares donde se alberguen estos animales potencialmente peligrosos deberán «extremar las medidas de seguridad necesarias para impedir que los perros puedan salir y cometer daños a terceros».

También indica que el lugar debe contar con señalización para que los vecinos sepan que hay una animal de estas características.

La ordenanza también estipula un capitulo especial para la creación de un registro de perros potencialmente peligrosos donde se debe dejar constancia de la especie, raza, pelaje y señas particulares además de la fecha de nacimiento del animal y el domicilio en el cual reside. Los datos y dirección del propietario -quien debe tener más de 18 años- también deben quedar en el registro.

Cuando inscriben al animal, desde el municipio -según la ordenanza- tienen la obligación de entregarles un instructivo con las disposiciones de esta ordenanza para la tenencia con perros de estas características.

La misma normativa también establece la prohibición de los animales sueltos en la vía pública, lugares abiertos o espacios públicos.

En este caso, el municipio puede proceder al retiro de las mascotas ya sea por maltrato, peleas callejeras, o cualquier situación que genere inconvenientes para la población.

Comentarios