Polémica: la toma que empezó con 80 familias ahora está desierta

De los 82 ocupantes iniciales, 67 se acercaron al municipio y 27 obtuvieron certificación de tenencia municipal. Llamativamente sólo una joven inició una construcción.

El 27 de julio del 2017 un grupo de vecinos se atrincheró en el predio que habían ocupado semanas antes e impidió el desalojo de unas 80 familias que luego se autodenominaron como «Asentamiento Argentino».

Fue en el predio ubicado entre las calles Jujuy, Del Libertador y la barda norte, entre barrio Fiske Menuco y el Polígono de Tiro Federal. Esa franja, de 3.100 m2, era prácticamente un basurero con grandes cantidades de escombros.

Ese día llegaron varios patrulleros, policías y camiones del municipio para quitar los postes, cantoneras y alambres que dividían cada lote. Las imágenes muestran a gente con motosierras y policías de un lado. Del otro, vecinos tomados de la mano y resistiendo a toda costa.

Finalmente el Juez, Julio Martínez Vivot, alivió las tensiones al informar que la medida quedaba “suspendida”, aunque debían acordar con el municipio . “Saquen las cosas, llévenlas a otro lugar y vayan a dialogar, eso es lo que yo les estoy ofreciendo” aseveró el magistrado.

Tras la orden de Martínez Vivot, el personal municipal procedió a cortar el servicio de energía, con el que se habían conectado varias familias allí asentadas.

De allí en más comenzó un proceso de idas y venidas con el municipio y mediante el cual se fue depurando la lista de más de 80 familias iniciales.

Trámites ante la secretaría de Desarrollo Social, entrevistas sociales, certificados laborales… fueron parte del engorroso sistema para calificar como familia carente de recursos. Paralelamente el municipio envió máquinas al lugar del asentamiento y niveló el irregular terreno.

A casi diez meses de aquel violento episodio, las parcelas están vacías. ¿Qué pasó desde entonces?
“La Comuna” recorrió el asentamiento y sólo se ven postes, alambrados y carteles que indican los apellidos de los supuestos dueños. Algunos vecinos consultados dijeron no saber mucho del tema, otros ya no atienden los teléfonos y desde el municipio aseguran que fue una “toma política”, creada exclusivamente para las elecciones legislativas de octubre de 2017.

“Saigg promovió la toma y por eso le iniciamos una denuncia penal”, vocifera el Intendente Martín Soria, apuntando con el dedo, al tiempo que muestra imágenes en una computadora donde se ve el predio vacío.

“Esos son los que necesitaban urgente un terreno. Hay está la muestra que no era tan urgente. Eso demuestra que el Banco de Tierra que tiene el municipio si da resultados y esa fue una toma organizada para las elecciones. Ves… ahora no hay nadie ahí! a pesar que entregamos varias certificaciones de constancia de loteo”, señala.

Por su parte la secretaria de Gobierno, Andrea Cornejo, explica que las familias ocupantes en un principio fueron 82 familias, se acercaron 67 al municipio, de los cuales 50 estaban en condiciones de ocupar el lugar, pero sólo 27 cumplimentaron todos los trámites y recibieron la certificación del terreno.

Causa penal

Desde el municipio se informó que durante el año pasado se realizó una denuncia penal donde fueron “imputados cuatro usurpadores y se encuentra procesada actualmente la señorita Viviana Muñoz”, informaron.

En diálogo con “La Comuna”, la secretaria de Gobierno, Andrea Cornejo, afirmó que “las imágenes del lugar son elocuentes. Hoy no hay nada ni nadie viviendo allí. Eso demuestra lo que dijimos desde un primer momento, fue un intento de toma de terrenos en la previa de una elección, y como siempre, motorizada por lo peor de la política”, aseguró.

La funcionaria agregó que “vamos a denunciar ante el Consejo de la Magistratura la complicidad del Fiscal interviniente, que no se anima a investigar a los instigadores y organizadores que engañaron a un grupo de vecinos y los utilizaron con el objeto de perjudicar la gestión y a toda la comunidad”.

Por su parte la coordinadora del Ministerio Social de la Nación en Río Negro, Miriam Saigg, manifestó que las escuchas a las que hacer referencia el Intendente Soria fueron recortadas.

“Esta situación la ligue de rebote. El audio está recortado y fue entregado por una puntera de ellos. Yo dije que los vecinos debían organizarse y dirigirse al municipio a pedir con respeto esas tierras que estaban inutilizadas y si ellos necesitaban ayuda yo los podía ayudar, pero no instigue ninguna toma”, afirmó Saigg.

“La Comuna” intentó obtener testimonio de algunos de los vecinos que fueron parte de los reclamos, pero llamativamente no fue posible encontrar a nadie que pudiera dar su versión de por qué aún no hay construcciones en el lugar. Sólo una persona indicó que estaba a la espera que el municipio terminara de emparejar los terrenos de la zona norte del asentamiento para comenzar a construir.

En este sector norte, si existen tres casillas habitadas. Una pertenece a una joven embarazada, que está desde antes de la ocupación y una pareja de ancianos, que al ser consultados, dijeron no saber por qué muchos de los ocupantes que obtuvieron certificación de sus lotes, no realizaron ningún avance.

  • 27 lotes ya fueron entregados con su respectiva certificación, aseguraron desde el municipio.
  • 3.100 metros cuadrados es la medida de la lonja que fue ocupada por vecinos en julio de 2017.

Estos son los vecinos que necesitaban terrenos. Esta es la muestra que no era tan urgente”  Martín Soria, intendente

“No instigué la toma. El audio está recortado. Yo sólo dije que los ayudaría en caso de ser necesario” Miriam Saigg, coord. Desarrollo Social de Nación

Comentarios